miércoles, 28 de agosto de 2013

La ley que escribió el pueblo


En el Palacio de Tribunales hoy se desarrollará la audiencia pública entre Clarín y el Estado nacional. 
En la calle, al mismo tiempo, será mucha la gente que participará de la Jornada Popular en defensa de la ley de medios de la democracia. Es decir, de la misma ley que se expondrá, en sus partes duras y blandas, en la audiencia convocada por la Corte Suprema de Justicia.
Allí estaremos. Adentro y  afuera del Palacio.
Adentro, porque esta vez el Estado somos todos. Y así lo deben sentir  los representantes de nuestro destino colectivo que sabrán defender allí lo que el pueblo decidió hace ya cuatro años.
Afuera, tal como reza la convocatoria de hoy,  a partir de la mañana y hasta que las velas ardan, habrá música en el aire.
Que para mí, es la palabra del pueblo argentino, diría el General.
Cuando los pueblos hacen su camino con sus propias manos, cuando construyen una casa, una escuela o una ley que los beneficia, sólo hay lugar para la alegría.
Que el odio y el rencor se abstengan este día. Ya tienen bastante con la representación de intereses que sólo buscan la rapiña, el saqueo, el monopolio y la violación que ejercen a diario contra la Libertad de expresión.
No abundan los ejemplos como los que nos lega la construcción de esta ley de medios.
Nació de un puñado de hombres y mujeres libres y fue creciendo al cobijo de la democracia. Y luego fueron miles. Y luego fueron millones los que la apoyaron. Y fue una presidenta, tenía que ser mujer, la que finalmente parió el proyecto concebido desde el pie y lo envió al Congreso para que lo acunen y le otorguen un nombre y le dieran su documento nacional de identidad.
Pese al camino recorrido, de nuevo esta ley es obligada a mostrar su DNI.
Así lo quiso la Corte.  
Alguien dirá: “pero ya la votó el Congreso, ya es ley, ya nació, sólo hay que hacerla cumplir”…y tendrá  razón. Pero la razón, como la verdad, tiene enemigos poderosos; tan poderosos, que les dan la chance de pelar por el título aunque no estén en la categoría ni den en la balanza ni tengan en regla sus papeles.
Ya está. Que la próxima audiencia sea para notificarnos lo que decidan  7 hombres y mujeres en nombre de la ley.
La luz ya iluminó la caverna. La podrán debilitar o apagarla nuevamente. Pero eso sí: ahora ya sabemos de qué caverna se trata. La vida y la luz están del lado de los pueblos.
O sea. Del lado del más débil.
Cristina y el Pepe se abrazaron ayer en Montevideo y fue como si volviera Artigas. 
Al final del día, la Presidenta anunció otra buena nueva para los trabajadores: casi el 90 % de ellos y casi el 100 % de los jubilados no pagarán Impuestos a las Ganancias.
En la vida hay que elegir.  Y Cristina elige.

El Argentino, miércoles 28 de agosto de 2013