martes, 13 de agosto de 2013

¿De qué se ríen estos tipos?



Desde la noche del domingo y hasta hoy, el arco opositor, las plumas reales y los lenguaraces del monopolio mediático no hacen más que festejar el resultado electoral como si hubiesen ganado por goleada. ¿Dónde ganaron por goleada? ¿En Entre Ríos, en Chaco, en Capital Federal o en la provincia de Buenos Aires con 5 puntos de ventaja?
Analizan la realidad como si fuera la fotografía de una democracia congelada y no como la sucesión de hechos que muestran y demuestran que en la Argentina se viene disputando el poder real a las corporaciones desde el 2003 hasta aquí.
Habrá que admitir, de paso cañazo, que no son pocos los analistas progresistas que razonan de igual forma.
Dicen, por ejemplo, que fue “la peor elección del kirchnerismo”. Falso. En el 2009 ganó por medio punto y ahora gana por 13 puntos de diferencia, como lo demuestra claramente Artemio López.
Poco o nada entenderíamos de la historia argentina en esta etapa sino comprendemos el origen del liderazgo nacional y popular que ejerció Néstor Kirchner y hoy ejerce Cristina. Y si no entendemos, en consecuencia, el origen de los contendientes triunfantes en Buenos Aires en el 2009 y en estas primarias de agosto del 2013.
El kirchnerismo creció en estos años al calor de su disputa con el poder económico por la defensa de nuestra soberanía y la reparación de derechos sociales. Mientras que la oposición crece o decrece según la voluntad y la bendición de Magnetto y el Grupo Clarín.
Pavada de diferencia.
En 2009 fue el “alika alikate” de De Narváez. Ahora es la amnesia descontracturada de Sergio Massa.
Paciencia; esto es cine continuado como había en el barrio. Aunque en verdad estas primarias sí fueron decisivas para algunos candidatos. De acuerdo a los resultados de las urnas ya no podrán ser candidatos a legisladores aquellos que no superaron el 1,50 % de los votos que les exigía la ley para serlo. Y el voto popular derrotó en la línea de largada del proceso electoral que culmina en octubre a personajes como Prat Gay, Gil Lavedra, Victoria Donda, Bárbaro, Piumato, Cavallo y muchos otros más. Alpiste, perdiste.
Veamos el suceso desde otro lado: si estas PASO se repiten en Octubre, el gobierno seguirá siendo la primera fuerza en el Congreso. Esto es dato duro, no voluntarismo bobo como acusaban ayer los más “pesimistas”.
Y en términos de convicciones, la oposición no debería olvidar que el kirchnerismo nació y se construyó al calor de batallas democráticas; no de victorias alquiladas en un multimedio.
La militancia nacional y popular tampoco debería olvidarlo. 
Néstor Kirchner dejó su vida por el sueño de construir un país más justo.
Nadie tiene el derecho a olvidarlo fácilmente.

El Argentino, martes 13 de agosto de 2013