jueves, 16 de mayo de 2013

El último de los Tres Mosqueteros



Llegó a nuestro país el ex Presidente de Brasil, Lula Da Silva, el último de aquellos Tres Mosqueteros que derrotaron al ALCA en Mar del Plata en el año 2005.
Los otros dos, Chávez y Kirchner, partieron a dar batallas de amor en otros cielos.
El ilustre visitante, el compañero, el estadista de América del Sur, recibirá el homenaje de varias Universidades Nacionales que lo nombrarán Doctor Honoris Causa en reconocimiento a su vocación por la defensa de la Educación Pública, la integración del continente y la felicidad de nuestros pueblos.
Lula acompañará hoy a Cristina en la inauguración de una nueva Universidad en Buenos Aires.
El MERCOSUR y la UNASUR llevan impreso su nombre en el portal de la memoria.
El país que recibe a Lula es el que ayer firmó convenios de trabajo con los sindicatos más importantes: de la Construcción, del Estado, Mercantiles y Metalúrgicos. 
Y es el país que inició su irreversible camino hacia la democratización de la Justicia.
Y es el país que profundiza su modelo de desarrollo con inclusión social y por lo tanto se niega a caer en la trampa de una devaluación que favorezca a los grandes capitales en detrimento de los trabajadores.   
Y es el país que puja por el cumplimiento total de la Ley de Medios de la democracia y que soporta por ello el asedio permanente del Grupo Clarín y La Nación.
Lula lo sabe muy bien.
Pero lo que a Lula le resultará insólito y hasta fronterizo con el separatismo que oportunamente amenazó a Evo Morales en la Santa Cruz de Bolivia, es la actitud grotesca del jefe de gobierno porteño.   
Mauricio Macri acaba de aprobar un Decreto de Necesidad y Urgencia declarando a la Ciudad como coto de caza del Grupo Clarín y sus socios del diario La Nación.  
La Ciudad se convierte así en territorio liberado para las andanzas de Magneto y su soldadesca declarándose en rebeldía contra lo establecido por la Constitución Nacional. 
Y ahí está la gravedad: Macri intenta romper el país federal.
Como dijo el Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina: “El decreto de Macri es una falta de respeto al orden jurídico”.
Si algo le faltaba al PRO para identificarse con el cisma porteño provocado por Mitre en el siglo 19, es este decreto que vulnera la unidad jurídica de los argentinos.
¿No conocerán acaso la historia de sangre que derramó la patria antes de construir una sola Nación y una sola Constitución?
La Presidenta inauguró la nueva sede comunal de Ituzaingo, en el conurbano bonaerense.
O sea.
Cristina demuestra que Los Mosqueteros se siguen reproduciendo.
Hacen casas, hospitales, rutas, escuelas, Universidades, resisten el odio de los egoístas de siempre y encienden el sentimiento de sus pueblos.

El Argentino, jueves 16 de mayo de 2013