jueves, 17 de octubre de 2013

Los vientos de Octubre




Hoy es 17 de Octubre.
Con decirlo así, sin tantas vueltas, alcanza para saber de qué trata la historia de este día y de qué lado hay que ubicarse para entenderla mejor.
Que cada cual elija su camino y su lugar en el mundo y en la vida. Para eso existe el mes de octubre en la Argentina. Para saber de qué lado estamos y seguiremos estando.
Hoy la Plaza de Mayo se llenará de voces nuevamente.Y serán las voces de un pueblo que viene marchando desde aquel primer 17 de Octubre del 45.
Muchos de los que irán a la Plaza portan en su cuero los viejos dolores de la resistencia y la lucha desigual contra la dictadura. 
Otros portan la misma rebeldía y los nuevos sueños que despertaron el día que Néstor Kirchner dijo que no venía para dejar las convicciones en la puerta de la Casa Rosada.
Entre unos y otros habrá un sinfín de compatriotas sin partidos ni banderas que asomaron la cabeza sobre la cerca impuesta por los medios para saber de qué se trata el kirchnerismo. Y se enamoraron para siempre.
Todos ellos irán hoy a la Plaza por Cristina y por lo que expresa y representa Cristina para el presente yel futuro de los argentinos.
Esas voces que se replicarán en millones de otras voces a lo largo y ancho de la patria, vienen de dar varias batallas. Ganadas y perdidas.
Pero este Octubre es especial porque trajo en su mochila la dolencia de Cristina y el desvelo colectivo pidiendo por su pronta recuperación. Y tras cartón llegó la desvergüenza de los que se montaron sobre la ausencia obligada para tirar fuego cruzado contra la democracia inclusiva que impulsa el  gobierno nacional y popular. Sin pudores ni decoro los poderosos medios corporativos disparan a granel sobre el proyecto de país que nos gobierna.
La última operación maliciosa fue un bochorno total. Quisieron linchar en la pantalla pública al diputado kirchnerista Juan Cabandié. El que habló en la ESMA el día que Kirchner bajó los cuadros de los genocidas en el Colegio Militar. El joven que nació en la ESMA casi al mismo tiempo que la dictadura cívico- militar entregaba Papel Prensa a Clarín y La Nación.
Y ahora que se sabe la verdad de la burda operación mediática ¿qué harán los difamadores?
¿Le pedirán perdón a Cabandié quienes lo condenaron en juicio sumario ante  los tribunales de la inquisición del monopolio?
¿Se arrepentirán sinceramente las buenas almas que cayeron en la trampa de creerle al poder corporativo?
Octubre vuelve a recordarnos que esta batalla cultural se gana con la verdad. Y que la verdad no viene sola. Hay que ir a buscarla. Y mostrarla hasta que nos duelan los ojos.
La Plaza de Mayo celebra hoy el Día de la Lealtad.
Es entonces cuando Octubre se hace memoria y primavera.

El Argentino, jueves 17 de octubre de 2013