miércoles, 2 de octubre de 2013

El día que se cayó el sistema



Por esas paradojas de la historia, esto sucedió en un mismo día:
Mientras Obama cerraba el gobierno de EE.UU. por falta de presupuesto y de fondos para sostener un sistema de salud pública mínimo, Cristina anunciaba aquí la ampliación del ex Hospital Francés, hoy del PAMI, inauguraba una fábrica de tractores, anunciaba la exportación de arándanos tucumanos  a EE.UU y la AFIP informaba un nuevo récord en la recaudación fiscal.
El mundo está loco.
El rey de Holanda anunció el fin del Estado de bienestar en su país y pidió que la gente se auxilie entre sí como mejor puedan.
El diario inglés Financial Times publicó una serie de elogios al candidato Sergio Massa a quien calificó como “pro-mercado”.
El gobierno de Obama colgó virtualmente un cartelito en todas las oficinas estatales de los EE.UU.: “Cerrado por oposición”.
Fue la oposición republicana la que no le aprobó el Presupuesto al rechazar un plan de salud pública para que no mueran más personas por falta de dinero.
La situación es dramática para el país del norte, para los trabajadores que automáticamente quedaron en la calle y para los más pobres que quedaron desde ayer absolutamente desamparados.
Eso sí y para que nadie se confunda, Obama aclaró que no se afectará el gasto de defensa militar.
Es un gobierno cerrado y encerrado el de Obama.
Si este escenario se mantiene mucho tiempo, habrá que estar atentos a las consecuencias inevitables que tendrá en el mundo. ¿Entrará en default los EE.UU. si esta cerrazón opositora a Obama continúa? Y si así fuera ¿cómo afectará a Europa, a Rusia y a China sobre todo?
O sea.
Nobleza obliga advertir  que si la oposición al gobierno de Cristina avanza posiciones, Argentina no  estará lejos de una crisis igual o peor que la sufre EE.UU.
Si Argentina quedara sin Presupuesto como ya sucedió en el 2010  por decisión de la oposición y se volviera a los mercados como quieren Massa, Clarín y La Nación, los argentinos perderíamos en menos de un suspiro los 5 millones de empleos recuperados en esta década y cada una de las conquistas sociales de las que hoy goza el pueblo.
¿Ud. escuchó a las tristemente célebres “calificadoras de riesgo”  bajar  la nota a los EE.UU.?
La situación es explosiva porque el capitalismo atraviesa la crisis más profunda en este fin de ciclo del mundo unipolar; pero las potencias son autoindulgentes consigo mismas.
Con países como Argentina, no.
¿Se da cuenta porqué insistimos en cuidar este proyecto de país?
Si la oposición al gobierno nacional avanza en Córdoba, en Santa Fe, en la CABA, en la provincia de Bs. As., habrá boleto de ida a otra crisis como la del  2001.
En la vida hay que elegir, pero también hacerse cargo.

El Argentino, miércoles 2 de octubre de 2013