viernes, 22 de noviembre de 2013

Nuestro lugar en el mundo es aquí



El drone es un pequeño avión no tripulado. A los EE.UU. le sirve para espiar y para matar “terroristas” en cualquier lugar del mundo.
Volaba ayer por la mañana un drone gris sobre el cielo azul de Paquistán. Vio un “objetivo de guerra” y disparó  tres misiles. Blanco perfecto. El resultado fue el siguiente: una escuela destruida y ocho niños muertos.
Así está el mundo del otro lado del mundo.
La crisis griega es la crisis argentina del 2001. Y es la crisis española, italiana, irlandesa, portuguesa, la crisis de la vieja Europa.
El desahucio es el desalojo de una vivienda ejecutado por un banco y sufrido por una familia. En España ha causado ya decenas de muertes por suicidios.
En Grecia, con un desempleo del 27,3 %, un hombre incendió su casa y arrojó su automóvil por un acantilado antes de entregarlos al banco que lo había embargado.
Cuando llegaron los bomberos alcanzó a decirles entre bronca y tristeza: “Esos hijos de perra no se van a llevar nada mío”.
Así está el mundo del otro lado del mundo.
Los argentinos venimos de allí. No hay que olvidarse jamás de ese muelle de partida.
Algunos políticos, como Sergio Massa y Hermes Binner, parece que lo olvidaron. ¿Cómo se entiende sino que hayan ido a Europa a pedir consejos y entablar buenas migas con los que provocaron la crisis que sufren millones de europeos?
Ahora disfrutemos: estamos en la Argentina.
La producción de acero subió el 15,5 % y el desempleo bajó al 6,8 %.
En el Encuentro Nacional de Comunicación Audiovisual que sesiona en Mar del Plata  en el marco del Festival Internacional de Cine organizado por el INCAA que preside Liliana Mazure, el ministro Julio de Vido y el Secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, expresaron una serie de conceptos y de metas que significarán más trabajo, mejor comunicación y más cultura. 
El más emblemático de los anuncios fue que ya está en órbita nuestro satélite Manolito.
Sobre esta realidad efectiva habrá que entender los cambios en el gabinete, las declaraciones de Capitanich y Kicillof y el mensaje claro y profundo que dejó la Presidenta en la Casa Rosada.
Habrá más producción, más exportación, más empleo, tal como la marca la hoja de ruta que ayer trazó el nuevo Jefe de Gabinete y luego detalló el ministro de economía.
Se hizo mucho, pero es mucho aun lo que falta hacer.
Nos merecemos disfrutar del feriado y del país que hoy tenemos.
El disfrute vale más si se toma conciencia de la necesidad de cuidar lo logrado, como pidió Cristina.
Un dogma económico requiere de un puñado de adherentes para desarrollarlo.
Pero un proyecto de país, como el que nos gobierna, precisa de un pueblo convencido y organizado para defenderlo.

El Argentino, viernes 22 de noviembre de 2013