miércoles, 13 de noviembre de 2013

Así hablaba Arturo Jauretche



A poco de asumir la presidencia Néstor Kirchner, se aprobó la ley que fija el 13 de Noviembre como Día del Pensamiento Nacional.
Un día como hoy, en 1901, nacía en Lincoln, provincia de Buenos Aires, Arturo Jauretche, el sabio criollo que alguna vez dijo:
*Lo que movilizó las masas hacia Perón no fue el resentimiento, fue la esperanza.  
Recuerde usted aquellas multitudes de octubre del '45, dueñas de la ciudad durante dos días, que no rompieron una vidriera y cuyo mayor crimen fue lavarse los pies en la Plaza de Mayo...Recuerde esas multitudes, aún en circunstancias trágicas y las recordará siempre cantando… No eran resentidos. Eran criollos alegres porque podían tirar las alpargatas para comprar zapatos y hasta libros, discos fonográficos, veranear, concurrir a los restaurantes, tener seguro el pan y el techo y asomar siquiera a formas de vida "occidentales" que hasta entonces les habían sido negadas… la multitud no odia, odian las minorías, porque conquistar derechos provoca alegría, mientras perder privilegios provoca rencor.
*Hay dos Argentinas, una conservadora, que no quiere que ocurra nada…que tiene una apariencia poderosa porque maneja las estructuras oficiales de los partidos, el periodismo, la radiotelefonía…pero esa Argentina no tiene vitalidad ninguna, es un edificio caduco, subsiste por inercia porque en ella ya no creen ni los que la forman. Y hay una Argentina subterránea, joven, vigorosa, caótica aún, pero que pronto se va a orientar.
*El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Por eso venimos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con la tristeza. 
*Lo nacional es lo universal  visto por nosotros. El viejo nacionalismo se parece al amor del hijo junto a la tumba del padre; el nuestro, se parece al amor del padre junto a la cuna del hijo.    
*La economía moderna es dirigida. O la dirige el Estado o la dirigen los poderes económicos. 
*La política es la historia del presente y la historia es la política de épocas pasadas…La falsificación de la historia ha perseguido precisamente esta finalidad: impedir, a través de la desfiguración del pasado, que los argentinos poseamos la técnica, la aptitud para concebir y realizar una política nacional.
*Los medios y la difusión de ideas son también mercaderías. La prensa nos dice todos los días que su libertad es imprescindible…pero nos oculta la naturaleza de esa libertad…ese libre acceso a la información se condiciona a los intereses de los grupos dominantes que dan la versión y la difunden.
*Todos los días nace una nueva Argentina a través de los jóvenes.   
Así hablaba don Arturo Jauretche.  

El Argentino, miércoles 13 de noviembre de 2013