martes, 4 de junio de 2013

La asunción del futuro



Asumieron su cargo los nuevos ministros de Seguridad y Defensa, Arturo Puricelli y Agustín Rossi, respectivamente.
El gobierno parece así renovar su frescura, como si recién comenzara a transpirar la camiseta.
Si la oposición asume empecinadamente su atadura al pasado, el kirchnerismo siempre está asumiendo el desafío de construir futuro.
La fiesta de asunción, ayer en la Casa Rosada, habla de este clima.  
Seguramente el Chivo Rossi pondrá en este nuevo destino para el que fue convocado por la Presidenta, la misma pasión y compromiso que puso en sus largos años como titular del bloque oficialista en Diputados.
Mucha suerte ministro.
Los más conspicuos dirigentes opositores pronosticaban que para este mes de junio la economía de los argentinos estallaría por el aire.
Y de no suceder así, decían, el kirchnerismo volvería a triunfar en las próximas elecciones.
“Cuanto peor, mejor”. 
La oposición preveía que caería la recaudación fiscal por la presunta falta de inversión y la presunta caída de la producción y la mar en coche.
Y que la Asignación Universal por Hijo se iba por la canaleta de la droga y el juego.
¿Se acuerdan?   
Permítanos un sano consejo: nunca le pida a la oposición que le brinde el pronóstico del día.  
O bien, haga al revés de lo que digan.
Si dicen que saldrá el sol, lleve paraguas. Y si dicen que lloverá, salga tranquilo.  
La recaudación fiscal alcanzó una nueva marca histórica: en mayo ascendió a 77.755 millones de pesos, reflejando un incremento interanual del 27,4 por ciento, según informó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.
“Así no se puede vivir”.   
Los sueldos aumentaron 23,6 por ciento en la medición interanual y el patentamiento de autos subió 17% en mayo con 89.644 nuevas unidades vendidas.
“Así no se puede vivir”.
Pese a los profetas de la desesperanza, son muchos los analistas que afirman que los incrementos en los salarios, en las asignaciones familiares y las jubilaciones, más el control social de precios, componen un saludable coctel que impactará favorablemente en el consumo masivo y mejorará notablemente la redistribución de la riqueza.
Según un informe de Tiempo Argentino, todos estos incrementos y la suba del salario mínimo, generarán una masa de 110 mil millones de pesos que se volcarán al consumo en el segundo semestre del año.
La agencia Télam destacó el análisis realizado por Roxana Mazzola, especialista en políticas sociales y derechos de infancia y adolescencia que afirmó entre otros conceptos: “cuando se sabe que se cuenta con recursos y que todos los años aumentan, esto refuerza la idea de que es un derecho y no una asistencia que cuando se puede se la aumenta”.
Así es más lindo vivir.

El Argentino, martes 4 de junio de 2013