miércoles, 27 de marzo de 2013

Una aerolínea llamada Argentina



La Presidenta inauguró anoche la nueva terminal B del Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Minutos antes Cristina puso en marcha los simuladores de vuelo del Centro de Formación y Entrenamiento de Pilotos de nuestra Aerolíneas Argentinas.
Un verdadero salto al cielo, ida y vuelta.
Somos un país en constante crecimiento, pese a la rabiosa oposición de unos pocos.  
¿O cómo se explica que casi 3 millones de personas viajen desde hoy a los destinos turísticos del país?
Colmarán las rutas, las terminales de ómnibus y aeropuertos para vivir a pleno los días que vendrán.
Cuando el país real es la única ley de gravedad para el sentido común, las mentiras del monopolio mediático son un ridículo grotesco. Aunque cansan. Y hacen daño a la cordura social.
Dijeron ayer que los compatriotas que trabajan en las Islas Orcadas están al borde de la desesperación por desabastecimiento. Y resulta que horas después se confirmó que tienen víveres para dos meses y combustibles para otros tres meses, como viene siendo de rigor y cumplimiento.
¿Por qué mienten tan alevosamente?
¿Se imaginan si “el país” que pinta día a día Clarín y La Nación hubiese sido cierto?
Por ejemplo:
Las reservas hoteleras casi colapsadas en todo el país para este fin de semana largo no hubiesen existido.
Las rutas y las terminales de transporte aéreo y terrestre hubiesen estado vacías.
Las playas, los ríos y las serranías se verían desoladas.
Todo bien con la libertad de prensa y expresión y la mar en coche. Pero a los que mienten de manera tan alevosa les cabe un solo nombre: mentirosos.
Sigamos. Guillermo Moreno trepó una nueva colina en la defensa del consumo y el consumidor: la extensión por otros 60 días en el acuerdo de precios y la puesta en marcha de la tarjeta Supercard para compras en  supermercados con un menor costo de mantenimiento.  
Y va otra muy buena nueva: mejoró la distribución del ingreso en la Argentina. Los niveles de equidad social son los mejores desde el 2003 y empiezan a superar los niveles logrados antes del golpe cívico militar de 1976.
Ayer también, el canciller Timerman reclamó por Malvinas en la ONU y en un acto oficial con el gobierno de Jujuy, Juan Abal Medina dijo: “En la Argentina venimos día a día reduciendo la desigualdad con hechos”. Lo siguió el ministro De Vido: “La pobreza es un enemigo a combatir, no un valor a respetar”. Y agregó Oscar Parrilli: “La voz del pueblo es lo más importante y por eso debemos seguir trabajando”
En su mensaje, Cristina anunció la pronta eliminación definitiva del Mal de Chagas en nuestro norte como consecuencia de más agua potable y más inclusión.
Y todo sucede mientras seguimos recordando, día a día, a Rodolfo Walsh esparciendo al viento de la historia y para siempre, su Carta Abierta contra la dictadura cívico-militar.

El Argentino, miércoles 27 de marzo de 2013