lunes, 8 de marzo de 2010

Poema para Alicia Eguren*


Alicia Eguren mostraba la bombacha sin querer cuando se sentaba

Despatarrada

Desenvuelta como un cordel.

Hablaba y daba vuelta al mundo

en un abrir y cerrar de ojos

Cambiaba su eje de rotación y las estrellas bajaban a sus manos

"El Bebe me decía" y recitaba a Cooke de arriba abajo, ida y vuelta, sin respiros

No tenía pudor bajo la pollera

Y era libre de veras cuando sonreía.

Una vez fuimos al barrio en la Citroneta

No paraba de hablar

Y recordaba al Che que era su amigo

Y citaba a Fidel que fue su jefe en Cuba

Y cruzaba sus piernas graciosamente mientras aseguraba que Perón iba a volver

A dos años vista del luche y vuelve

Cuando volvimos ese día por la noche, Alicia estaba descalza

Había regalado sus zapatos a una compañera que ya venía descalza del invierno anterior

Me dio pudor mirarla, dijo entre bronca y dolor

Yo me puse a llorar disimulando

Ella hizo como que no se daba cuenta

Pero al bajar me dijo suavemente:

Una lágrima derramada a tiempo, siempre te ayuda a crecer.


Jorge Giles.
*Compañera y pareja de John William Cooke, desaparecida en la Esma por los genocidas

2 comentarios:

nilda dijo...

que lindo que digan eso de una. Yo con una decima parte de eso, que digo, con una centesima, me doy por hecha.

Nando Bonatto dijo...

supo del amor y de la lucha
o de luchar por el amor
vasto / amplio
sin mezquindades que enturbien
el aire
sigue batallando contra el olvido
recuperar un poco de su pasión
seria un pasito