domingo, 11 de octubre de 2009

UN NUEVO PAÍS, UNA NUEVA DEMOCRACIA

PANORAMA POLÍTICO

El sistema democrático argentino ha cambiado su eje de rotación.
Si hasta ahora giró en torno a la agenda que le imponían los poderes económicos y sus monopolios mediáticos, el Congreso de la Nación sancionó una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que de aquí en más, posibilita a la democracia girar institucional y políticamente, alrededor de su propia potestad soberana, la que emana de la voluntad popular.
Somos cuidadosos eligiendo cada palabra, ahora que la palabra recupera su sentido libertario. Y por eso decimos que la Ley posibilita pero no asegura por sí misma la construcción de una nueva institucionalidad. Por que eso es asunto de la cultura de un pueblo y una nación.
Dijo bien el Senador Fabián Ríos en la histórica sesión cuando señaló que la principal meta política del bloque oficialista era quebrarle el espinazo a la matriz autoritaria de la legislación de la dictadura e imponer una nueva matriz de la democracia. Perfectible en el tiempo, pero de la democracia.
Allí, en esa gruesa diferencia, confrontaron las dos posiciones en pugna. Ganó por amplia mayoría la matriz democrática.
Esta vez, más que nunca, la política y sus representantes legislativos, sufrieron múltiples fracturas expuestas. No hubo ambigüedades ni sutilezas del lado opositor. Verbalizaron taxativamente su opción por los monopolios privados antes que cualquier aproximación, siquiera, a una eventual posibilidad de soberanía estatal.
En la disyuntiva de tener que elegir por la defensa de la propiedad privada o de los bienes públicos, los legisladores que fueron elegidos para defender siempre lo público, terminaron eligiendo a las empresas del capital privado.
Claro que la disyuntiva así planteada, es falsa y peligrosamente tendenciosa. Pero si la consignamos es por que la oposición la trajo al ruedo del debate. Y para colmo de males, prefirieron ser abogados defensores del status quo antes que representantes populares.
Toda una definición de roles.
El viernes 9 de octubre la democracia subió al escenario mayor de la república, mostrando todas sus facetas, sus virtudes y sus miserias.
Allí estaba la Plaza de los Dos Congresos cubierta de pueblo como pocas veces. Era una concurrencia masiva, colorida y multisectorial. Una miscelánea armoniosa de hombres y mujeres de barrios humildes, de sectores medios, de oficinistas y profesionales, de artistas populares, organizaciones sociales y trabajadores.
Sabían por qué estaban allí. Siempre que el pueblo se moviliza, intuye su destino. El inmediato y el lejano. Sin embargo, la pequeñez y el extravío nocturno de los opositores, les hizo afirmar que “esa gente que está afuera, no sabe por qué la trajeron y por qué está allí”.
La Senadora Marita Perceval puso las cosas en su lugar cuando pidió el respeto por la conciencia popular que afuera, en la plaza, se ponía de manifiesto.
La falta de pudor y de decoro hizo que los senadores radicales, para vergüenza de sus propios antecedentes partidarios, reafirmaran el concepto reaccionario y antipopular que habían manifestado durante sus largas y tediosas exposiciones.
Es importante señalar la representatividad de quienes encabezaban la convocatoria frente al Parlamento. Por que en estos espacios seguramente anida una parte importante y dinámica de la Argentina que viene.
En el escenario montado estaban los dirigentes de la CGT y la CTA, que acompañaban a los miembros de la Coalición por una Radiodifusión democrática, funcionarios del COMFER y la Secretaría de Medios y los protagonistas principales de la larga lucha que culminó en la aprobación de la Ley.
Pero el rasgo distintivo de la masiva concentración fue la presencia mayoritaria de la juventud. Sus bailes, sus consignas y sus permanentes cánticos le dieron una particular tonalidad a la jornada. Quizá este dato esté alumbrando la irrupción masiva de una nueva generación que se involucre decididamente en el destino político del país. De ser así, el futuro de la democracia está asegurado.
En este marco habrá que interpretar el amplio abanico de los discursos y el clima de victoria con que alumbró el nuevo día. Todos ellos, directa o indirectamente coincidían en atribuir el triunfo legislativo a la conjunción en un mismo espacio y tiempo de la militancia a favor de esta Ley, que tiene la edad de la democracia, y la voluntad política de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, expresada en el envío del Proyecto al Parlamento, en las modificaciones que se hicieron en atención a las propuestas realizadas en las Audiencias públicas y en los foros y en el firme sostén recibido en los bloques oficialistas de Diputados, primero, y en Senadores después.
Como en todas las grandes batallas de la vida democrática, hay ganadores y perdedores. Es inevitable abordarlos así. Las buenas costumbres de una convivencia necesariamente civilizada, seguramente indicarán disimular este cuadro. Pero a la hora de abordar un análisis político habrá que anotar y distinguir en un casillero a los unos y a los otros.
No alcanza, creemos, con decir que perdieron los monopolios y un resabio legislativo de la dictadura. Perdió una forma de hacer política, de concebir el concepto de la agenda, aceptando los límites impuestos o sugeridos, en el alcance de cualquier iniciativa política de los actores sociales, institucionales, partidarios. Perdió la cultura autoritaria de la política, amañada a menudo por los intereses impuestos por los poderes económicos y mediáticos.
Aquella frase de “lo políticamente correcto” sufrirá de vejez prematura a partir de la sanción de esta Ley, toda vez que fue acuñada en relación directa o indirecta de la funcionalidad de la acción política con la “opinión pública”, eufemismo que escondió durante décadas el dictamen de los grandes medios de comunicación.
Pues bien, se termina una época y comienza otra. Es una nueva etapa de la democracia donde la voluntad de Néstor Kirchner y la decisión de la Presidenta de la Nación claramente resultan las referencias políticas ineludibles del espacio social triunfante.
¿Quién capitaliza el triunfo sino aquel que encabeza el proyecto político mayoritario y decisivo en el campo de la confrontación de ideas e intereses contrapuestos?
En este marco hay que consignar que en el amanecer del sábado 10 de octubre se consumó un triunfo cultural del proyecto nacional y popular gobernante, pero al mismo tiempo alumbra un horizonte donde todo está por inventarse.
Este es el desafío de la nueva etapa. La Ley es la más valiosa herramienta para abordarlo. Pero habrá que saber usarla para abrir la cancha donde todos los actores de la democracia empiezan a jugar de aquí en más. A esto nos referimos cuando afirmamos que la política recupera su soberanía plena, liberándose de las ataduras y condicionamientos impuestos por la presión de los monopolios mediáticos.
La oposición deberá reconfigurar el disco duro de su presencia ante la sociedad. Acaba de perder el mayor sostén que tenía para su despliegue mediático. Y lo que es peor, viajaban en la misma nave de los monopolios derrotados por la nueva Ley.
El llamado “PJ disidente” fue la expresión más conservadora si tenemos en cuenta las posiciones expresadas por Carlos Reutemann, Sonia Escudero o Juan Carlos Romero.
Pero sale severamente dañada la imagen y la conducta de la UCR comandada por los senadores Sanz y Gerardo Morales. Y Cobos. Terminan enfrentándose con sus orígenes y su propia historia como partido centenario. En lugar, por ejemplo, de optar por las universidades, optaron por defender los intereses de los monopolios. Allí quedaron sin alma discursiva. Y de semejante traspié, les será difícil retornar.
La democracia saldó una gran deuda que arrastró durante un cuarto de siglo. Se discutió por primera vez el rol de los medios de comunicación en la sociedad. Algo casi impensable hasta no hace mucho. Participaron innumerables actores sociales a lo largo y ancho del país. Una revolución ciudadana acaba de ocurrir en la Argentina. Se desmonopolizan los medios y se democratiza la palabra.
El proyecto gobernante desde el 25 de Mayo de 2003 anota en su haber otra de las transformaciones estructurales producidas desde la recuperación de la democracia. Pero ésta seguramente es la mayor de todas. No sólo por lo que representa en sí mismo, sino porque preanuncia una etapa donde el signo distintivo del Gobierno nacional seguirá siendo la política de transformación y participación social.
El holgado triunfo en el Parlamento y la transparencia del cambio producido, no deja dudas que la Argentina se inscribe definitivamente en una etapa donde “la gente” recupera su categoría de pueblo. Serán las organizaciones libres de ese mismo pueblo las principales tributarias de este paso gigantesco que se acaba de producir.
Para el escenario político, este avance de la iniciativa gubernamental tiene un impacto mucho más trascendente que el circunstancial resultado electoral de junio pasado.
Ya está. El cambio se ha producido.


Jorge Giles. Miradas al Sur 11.10.09

1 comentario:

Horacio Aldo Cingolani dijo...

-Hola!!! Soy la Asamblea Virtual Ciudadana Permanente (AVCP), Argentina. Estoy en varios lados en Internet y últimamente en Facebook.
-Quiero organizar un registro de Entidades, fundaciones, grupos que trabajen por la participación y la democracia directa, o que defiendan alguna postura dentro de los social y político, por ejemplo: “Sistema Parlamentario”. Necesito antes tu opinión y colaboración
Te paso algunos de los links para conocernos:
www.argentidea.blogspot.com
www.argentideas0047.blogspot.com
http://www.facebook.com/group.php?v=app_2373072738&ref=ts&gid=84738661407 (Foros), http://www.facebook.com/groups/edit.php?gid=84738661407 (si sos de facebook)




-¿Quién me creó? el ciudadano horacio.
-Hola!!! Hace 12 años que trabajo por Internet promoviendo la participación en Argentina. Lo hago para que nos organicemos en una Asamblea Virtual Ciudadana Permanente.
-Por otro lado he desarrollado mi propio proyecto de país que abarca muchos proyectos compatibles con la democracia directa. Lo hago para invitar a otros a hacer cosas parecidas.
-Creo que encontrarás cosas interesantes si me buscas en google poniendo “horacio aldo cingolani”. También te paso algunos links:
http://argentinosindependientes.blogspot.com/, http://www.facebook.com/note.php?note_id=123822491857&comments=#/notes.php?id=1382861691&style=1,
www.argentidea.blogspot.com
www.argentideas0047.blogspot.com
www.horacioproyectos.blogspot.com,
http://www.facebook.com/board.php?uid=84738661407
www.cccomuna15.blogspot.com, http://www.facebook.com/notes.php?id=1382861691&style=1 (notas), http://www.facebook.com/group.php?v=app_2373072738&ref=ts&gid=84738661407 (Foros), http://www.facebook.com/groups/edit.php?gid=84738661407