martes, 26 de mayo de 2009

FLOJITA DE PAPELES

¿Se imaginan a los opositores gobernando con la misma desprolijidad con que armaron sus listas en la Provincia de Buenos Aires?
Primero fue la Coalición de Carrió y Stolbizer, con el escándalo del Intendente de Pergamino, candidato de Julio Cobos, afectado por una causa de prostitución de menores. Un escándalo total para quienes impulsan el denominado “contrato moral”.
Después aconteció la situación dudosa de Francisco De Narváez, en relación a la causa del tráfico de efedrina, que sigue abierta. Otra vergüenza para la democracia.
Y ahora, los mismos que desde la lista del Pro de Macri y De Narváez atacaban al oficialismo por las llamadas “candidaturas testimoniales”, son puestos al descubierto por la Justicia, con candidatas mujeres, flojitas de papeles. El pez por la boca…
A falta de constancias domiciliarias, acusan al gobierno por no tener sus propios papeles en regla. Son sus papeles. Son sus documentos los que debieran estar en regla. No lo deberían politizar todo. Ni ponerse en víctimas de sus propios errores.
Nadie las impugnó. Fue la Justicia la que revisando los mismos requisitos que se le exigen a todos los candidatos, se encuentra con que no acreditan su domicilio en la provincia en los dos últimos años. Punto y aparte. ¿Por qué se ponen así de nerviosos? ¿No es mejor subsanar legalmente la presunta falta y salir rápidamente hacia adelante?
Tampoco nadie denunció a De Narváez desde la política. Fue él mismo el que se presentó para aclarar sobre una publicación que daba cuenta de los llamados desde su celular al “rey de la efedrina”. Allí saltó todo hacia afuera.
En tanto, el Frente para la Victoria, encabezado por Carlos Heller y Francisco Nenna, recorrió ayer la Feria de Mataderos. Dos datos significativos para remarcar. La presencia entusiasta de muchos jóvenes acompañando a los candidatos oficiales y la espontánea y masiva adhesión del público ante la presencia de Heller.
Pareciera advertirse un vertiginoso cambio en el humor político de los porteños, que en el tramo final de la campaña definen sus preferencias entre dos modelos opuestos. El representado por la candidata macrista, Gabriela Michetti y el modelo gobernante que representa Carlos Heller.

La Presidenta, acompañada por sus Ministros y varios Gobernadores, celebró la Fiesta Patria en Iguazú, Misiones, en la puerta de la Patria Grande, allí donde la naturaleza estremece con sus bellezas. Allí donde la tierra roja llega hasta Yapeyú, cuna del Libertador José de San Martín. Por donde anduvo Artigas y el Comandante Andrecito Guacurarí que lo acompañaba al frente de su pueblo guaraní. Donde estuvieron las Misiones Jesuísticas con su profundo valor histórico. Por allí cerca anduvo Manuel Belgrano y sus Campañas al Paraguay.
A 199 años del 25 de Mayo de 1810, es una Presidenta argentina quien llama a construir una nueva Gesta nacional, desde ese territorio de la patria. No es casualidad que lo haga allí donde la Patria huele a selva, se oye en el bramido de los saltos de las Cataratas y llena los ojos con su paisaje de flores y tucanes.
La Patria se hizo gesta cuando Belgrano fue para el Norte a defender con el cuero sus ideas. Igual que Castelli. Igual que Moreno, escribiendo con la pluma del sueño revolucionario, su Plan de Operaciones.
Todos ellos se adelantaron 200 años en alumbrar los mismos caminos que, con sus matices de época, hoy seguimos recorriendo. Fueron ellos los que promovían la construcción de escuelas y fábricas, los que no se conformaban con ser parte de una comarca de estancieros y terratenientes sin la preocupación de agregar valor agregado a la producción primaria.
Esa primera Gesta patria fue interrumpida una y otra vez por quienes tienen su interés en hacer de este territorio un país para pocos, de materias primas a secas, sin industrias, sin producción nacional, sin empleo, sin consumo interno. En las antípodas del pensamiento y la acción de nuestros próceres.
Esa historia es la que fundamenta la percepción que el 28 de junio próximo no se vota por una lista de candidatos, sino por un modelo de país.
En las huellas de la historia, está escrito una parte del futuro. La otra parte, aún está por escribirse.



(Jorge Giles - El Argentino. 26.05.09)

3 comentarios:

Daniel San Cristobal dijo...

Que coincidencia, escribí sobre el mismo tema y con el mismo título (casí). aunque con otro enfoque.
Está muy bueno.

Anónimo dijo...

Sí, tenes razón.
Me imagino lo desastrozo que serían si además de presentarse con listas improvisadas hicieran campaña con cuadros políticos como Ileana Calabró, La Tigresa Acuña, Andrea del Boca o Aldo Rico.
Sérían un desastre, sin duda.

El Turco Turquestán dijo...

"La conciencia nacional es también conciencia histórica", decía (dice) John William Cooke, estimado Jorge. Su mirada acerca del real es también la mía. Créame,sus columnas en El Argentino dan letra, refrescan las convicciones y alientan la esperanza de muchos compañeros. abrazo