lunes, 2 de febrero de 2009

EL CORO DEL DERRUMBE Y EL ETERNAUTA

Comienza la semana, arrancamos febrero y mientras algunos marchan al trabajo y otros empiezan su merecido descanso veraniego, nos proponemos llegar al lector con el único propósito de acompañar su día defendiendo la verdad. Nos alientan las ganas de colaborar para que juntos, corramos el telón de las mentiras con que nos apabullan desde algunas usinas mediáticas inventando una realidad que no es la que vivimos los pequeños mortales que trabajamos o estudiamos en este bendito país.
Algunos diarios de los domingos, directamente nos bombardean con titulares que anuncian que "el fin del mundo esta cerca y que la culpa la tiene el Gobierno". Claro, como la verdad s otra y es porfiada, se les cuela por la pagina menos pensada. Así leemos que caerán las exportaciones, "amenazando el sostén de nuestra economía", y un renglón después se admite que la política del Gobierno nacional tiene como objetivo principal la defensa del empleo y la producción. S mofan del optimismo con que el oficialismo afronta los desafíos de un año acechado por la crisis internacional causada por el neoliberalismo, pero informan que al Foro Económico de Davos concurrieron jefes de gobiernos de países donde se incubó la crisis para reivindicar ahora las mismas políticas que aquí el Gobierno viene aplicando hace tiempo.
Algunos editoriales domingueros celebran el pesimismo de lo viejo antes que el optimismo de creer que otro mundo es posible. Son las plumas mayores de la desesperanza, del desaliento, de los pálidos argumentos a favor de un derrumbe que no ocurrirá. Porque ya ocurrió en diciembre de 2001. Allí aprendimos que las recetas basadas en el eterno ajuste a los trabajadores, profesionales, jubilados y empresarios nacionales, profundizan la crisis y terminan por incendiar el país. ¿No lo recuerdan? ¿O no puede admitir que en la Argentina se ha recuperado el rol central del Estado desde el año 2003? ¿No son capaces desde un sentido nacional, al menos, alegrarse porque aquí se alienta al consumo interno y la defensa del empleo y la producción? Y todo ocurre cuando el mundo esta en llamas y los que antes daban cátedra en Davos, ahora deben escuchar en silencio a quienes representan a ese Estado que ellos tanto despreciaron. Pareciera no avergonzarlos seguir siendo el pastorcito mentiroso que alerta una "segura caída" en las fuentes de ingresos, mientras todos los parámetros de medición continúan señalando que, aunque mermen algunos, la economía argentina sigue y seguirá creciendo.
De todos modos, es muestra de fortaleza del sistema democrático que estas cosas ocurran, son prueba innegable de la absoluta libertad de expresión que existe en Argentina. Algunos escribas y dirigentes políticos opositores difaman sin escrúpulo algunos al ex presidente Néstor Kirchner y a la propia presidenta Cristina Fernández y no son molestados por nadie ni llamados a declarar por un fiscal de turno ante el ejercicio de impunidad verbal que los caracteriza. Es preferible un exceso de libertad antes que cercenarla, pero tampoco deberían confundir la libertad de prensa con la defensa de los bolsillos de ningún libre opinador.
Es lu es, el recambio turístico es muy intenso, la ANSES empieza a pagar a los jubilado de las ex AFJP y El Eternauta del maestro Oesterheld será publicado en Europa, mostrando al mundo que aunque nos invadan extraterrestres, el héroe colectivo que somos los argentinos siempre apuesta a la victoria.

(Contratapa de El Argentino, 1 de febrero de 2009)

1 comentario:

Comisión de Medios Audiovisuales en Carta Abierta dijo...

Compañero Jorge, en nombre de los que integramos la Comisión de Medios Audiovisuales en Carta Abierta, aprovechamos las líneas de "El Coro del Derrumbre y el Eternauta", para hacerte llegar un fuerte y singular abrazo virtual por la perseverante y vívida acción militante que expresas a través de la pluma y la gestión.
Solamente quería agregar que esta vez vamos a por todo hasta la victoria final.
Santiago Coco Plaza (Coord.)