martes, 21 de julio de 2009

UNA NUEVA TORMENTA DE IDEAS


El Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, anunció ayer la creación de la Unidad de Planeamiento y Evaluación de la Educación. En la presentación, señaló que “se trata de una unidad de pensamiento para concebir la educación desde lo estratégico; la Presidenta ha buscado a los hombres más capaces para coordinar esta tormenta de ideas”, agregó el ministro.
En un mundo en crisis, seguir apostando a la educación siempre será un nuevo salto de calidad institucional.
En tanto, la convocatoria al dialogo continúa madrugando a los remolones.
Algunos de los comensales invitados venían de dormir una prolongada siesta, después del festín que creyeron eterno, con motivo del resultado de las últimas elecciones. Cuentan que festejaron hasta muy tarde con pizza y champán, al mejor estilo menemista, augurando y deseando la pronta rendición de las huestes oficiales.
Pero al despertar, el Gobierno ya los estaba llamando a la mesa del dialogo. Se apeló a la sensatez, a la representatividad de una buena parte de la ciudadanía y a la inteligencia necesaria para sostener con altura y madurez la gobernabilidad democrática.
Lo celebramos antes y lo haremos toda vez que sea necesario reafirmar la voluntad de construir una sociedad más justa, más democrática, más participativa.
En este cobijo diario que compartimos con usted, siempre vamos a alentar a la convivencia democrática y al consenso de los justos. Hacerlo implica desnudar las verdaderas intenciones que a veces se esconden en oscuros laberintos discursivos, por parte de aquellos que defienden el modelo de país injusto que dejamos atrás.
En esta coyuntura no se dirimen las vestimentas y los modales más o menos simpáticos de los dirigentes políticos. Se sigue dirimiendo el modelo del país de los argentinos.
Si los trabajadores seguirán teniendo un Estado que proteja el empleo o no. Si las jubilaciones estarán aseguradas en manos del Estado o no. Si continuará la reactivación de una política económica de desarrollo con inclusión social o no.
Por eso vale apostar y confiar en el dialogo, sin dejar de estar alertas y prevenidos ante algunos de estos interrogantes.
¿Qué quiere decir la oposición liderada por Mauricio Macri y Francisco De Narváez cuando dice que van al dialogo a condición que el Gobierno cambie de plano su modelo de país? Una de sus principales espadas declaró ayer, por ejemplo, que “hay que reconstruir la institucionalidad perdida en estos años”
¿Qué significa el escepticismo de los patrones rurales respecto a la convocatoria gubernamental? Sentados sobre el lomo sumiso de los principales partidos de la oposición, confeccionan por estas horas una lista con las condiciones para ir hasta la Casa Rosada.
¿Qué planes no confesos expresa la cadena de medios monopólicos cuando sus lenguaraces insisten en desacreditar y dinamitar la sinceridad del dialogo? Se la pasan relajando hasta el hartazgo las intenciones oficiales.
Están pasando cosas sugerentes en estos días.
La democracia no tendría que bajar los brazos cuando arde una chispa golpista en la hermana República de Honduras, ni cuando el Jefe de la Ciudad de Buenos Aires, provoca a los ciudadanos nombrando al ex comisario Fino Palacios al frente de la policía metropolitana, ni cuando Elisa Carrió comete un desplante autoritario ante el llamado del Gobierno democrático.
Con la paciencia de un maestro de escuela, habrá que seguir insistiendo que en este trance, no hubo un gran ganador electoral. En consecuencia, tampoco hubo un gran perdedor. Que nadie se confunda. Equivocarse será jugar con el fuego de nuestros peores dramas sociales.
En este marco, todos los políticos de honor, oficialistas y opositores, deberán aceptar y promover que en la Argentina no es más un territorio liberado para la impunidad de nadie.
Hace apenas dos años, la ciudadanía eligió a Cristina Fernández de Kirchner, Presidenta de la Nación. Con ella eligió una mirada del país, una voluntad nacional y popular, un modelo de país. Y ese certificado democrático dice que el traspaso se realizará en el 2011. Hasta allí entonces, este Gobierno, esta oposición.
Que cada uno ocupe el lugar que le corresponde, en esta Argentina democrática donde, como se dijo ayer, las únicas tormentas son las tormentas de ideas.


Jorge Giles. El Argentino. 21.07.09
http://www.elargentino.com/nota-50298-Una-nueva-tormenta-de-ideas.html

2 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

clarísimo compañero,
abrazo

Daniel Mancuso dijo...

cumpa: hay una reunión bloguera el sábado 25/7

(http://mutualhomeromanzi.blogspot.com/2009/07/reunion-bloguera.html)

venite, te esperamos