martes, 31 de enero de 2012

No circule por la banquina



Circule por su senda. No se adelante. Si lo hace, ponga el guiño. Evite accidentes.
No circule por la banquina. Que el árbol no le tape el bosque.
Modere la velocidad. No se lleve a nadie por delante.
Si está en conflicto gremial, acate la conciliación obligatoria. Dentro de la ley, todo; fuera de la ley, nada.
No olvide mirar y respetar esta señal de tránsito: Primero la patria, después el movimiento, por último los hombres.
“Las Malvinas son argentinas” reza un cartel azul y blanco.
Si hay un piquete de cipayos pro-ingleses, no caiga en provocaciones. Baje el vidrio y grite fuerte: “Patria sí, colonia no” y continúe su marcha.
Si tomó alcohol, no maneje. Si va a manejar, no tome. Evite chocar al gobierno más justo y más popular de los últimos años. No se lo merece.
No se encandile con las luces altas de TN o el diario Clarín. Terminará desclasado.
Ese edificio al costado del camino es del Correo Argentino. Allí se abonan y tramitan los pagos por jubilación y pensiones, la Asignación Universal por Hijo y se entregan los decodificadores para la TV digital a los sectores más humildes.
No impida su paso. Es de mala persona bloquear la inclusión social. El pueblo argentino no se lo merece. Y con los pibes no se jode.
Es entendible que David Cameron esté furioso contra el gobierno nacional.
¿Pero los de acá?
Los conservadores ingleses se niegan a aceptar que más temprano que tarde las Malvinas estarán en la lista de nuestros puertos y aeropuertos y que serán las Islas de la Patagonia y cualquier ciudadano podría hacer turismo, de Cataratas al Partido de La Costa, de Puerto Madryn a Calafate, de allí hasta Ushuaia y luego, vía directa a la Isla Soledad.
Los ingleses no dialogan, no porque no sepan hablar, sino porque saben que no tienen razón.
Pienso, luego existo y soy argentino.
Justo ahora que la sintonía fina avanza contra la usurpación en Malvinas y el saqueo de las petroleras.
Justo ahora que se superan todos los récords de confianza pública y de turismo local. Justo ahora que los ministros De Vido y Tomada insisten en el dialogo de las partes en conflicto.
Justo ahora que llegamos al piso más bajo de la desocupación.
Justo ahora que empiezan las Paritarias… ¿Justo ahora hacen este paro los dirigentes camioneros?
¿Justo ahora que alta en el cielo flamea la bandera y nos necesitamos juntos para profundizar el modelo de inclusión?
Sabíamos que los dueños del país injusto seguirían atacando el modelo nacional y popular. ¿Pero aquellos que se decían “compañeros”, qué?
Si este gobierno recuperó 5 millones de empleos ¿se merece un desprecio así?
Deberían valorar un poco más las señales de la patria.

El Argentino, martes 31 de enero de 2012

2 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

¡Excelente! compañero, abrazo

jorge giles dijo...

Gracias Compañero tan querido!!! Un abrazo a lo Mancuso!!!