domingo, 28 de febrero de 2010

ASALTO EN EL SENADO DE LA NACIÓN

PANORAMA POLÍTICO

La intensidad y la velocidad de los acontecimientos políticos de los dos primeros meses del año, constituyen la antesala del tiempo que vendrá en la Argentina a partir de mañana.
Hay puja distributiva, propia de un país que crece con un modelo inclusivo y hay otra puja de la versión más miserable de la política.
Las filas opositoras, dispersas y antagónicas, ya demostraron que su presumida unidad política es sólo un espejismo vano para cualquier construcción alternativa; juntan sus pertrechos con el sólo fin de provocar daños.
El propósito manifiesto es el de afectar negativamente la marcha del gobierno nacional, al precio de provocar, si logran efectivizar sus planes, daños irreparables a las instituciones de la democracia y a las condiciones de vida de los sectores populares y de quienes apuestan al desarrollo económico del mercado interno.
Lo ocurrido en el Senado de la Nación es un fresco de este tiempo y un retrato ingrato de algunos actores principales.
La sola lectura de la página institucional del Senado es una demostración del manoseo que esos opositores propinan al legítimo juego del sistema democrático.
Se define allí como “bloques políticos” a los ámbitos conformados por legisladores reunidos por “su afinidad política e intereses comunes” y se agrega que “el objetivo principal es el de mantener un criterio y estrategias políticas coherentes frente a los diversos problemas e iniciativas que se plantean”.
En la actualidad han quedado conformados 23 bloques. Veamos como están conformados y abordemos algunas conclusiones.
Existen 15 monobloques, es decir, compuestos por un solo senador. 6 bloques están integrados por 2 senadores. La Unión Cívica Radical cuenta con 14 senadores y el Bloque PJ-Frente para la Victoria con 31 senadores.
Queda claro que el bloque mayoritario, el del oficialismo, dobla en cantidad al segundo y supera por una treintena al resto.
Entonces ¿de qué democracia hablan los opositores cuando proclaman la defensa de las instituciones y a renglón seguido violan las mejores tradiciones del parlamentarismo? Amontonan a diestra y siniestra con el único fin de asestar un golpe al gobierno y negarle al bloque oficial su legítimo derecho a ocupar el lugar que le corresponde en las Comisiones donde se deciden las leyes que hacen a la gestión y la gobernabilidad.
¿Es o no es un asalto a cara descubierta y a plena luz del día? ¿Cómo justifican que mediante el ardid del amontonamiento dejen en minoría al bloque mayoritario?
En la Cámara de Diputados ocurre lo mismo.
El artículo 55 del Capítulo VII del Reglamento, titulado “De los bloques” es categórico al señalar que “los grupos de tres o más diputados podrán organizarse en bloques de acuerdo con sus afinidades políticas”. Sin embargo la realidad es otra. Veamos.
Existen 15 monobloques, es decir, integrados por un solo diputado. 5 bloques cuentan con 2 legisladores. Los 3 bloques de tres miembros cada uno empiezan recién a cumplir con el reglamento. Luego están 3 bloques de 5 integrantes, 2 de 6, 1 de 7 miembros y los espacios mas amplios que son el del Pro con 11 diputados, la Coalición Cívica con 19, el peronismo federal con 29, el radicalismo con 43 y el Frente para la Victoria que cuenta con 87 legisladores.
Nótese que el bloque oficialista, igual que ocurre en el Senado, también dobla en cantidad a su inmediato contrincante.
De nuevo la pregunta ¿Es o no un impune asalto a las reglas y normas de la democracia negar la legítima representatividad obtenida por el bloque mayoritario?
No queríamos aburrirlo con los números pero creíamos conveniente correr los cortinados del Parlamento para desnudar esta maniobra opositora de minorías dispersas que lograrán sus propósitos destituyentes en tanto puedan sentar en un mismo grupo a una diversidad tan brutal como la que intentan reunir en ambas Cámaras legislativas.
Por otra parte, si bien todas las verdades son relativas, hay descripciones que no lo son. Y por lo que sabemos 87 es mucho más que 43 y 31 es más que el doble de 14.
Hacer política debería significar decir la verdad antes que nada. Y cuando se escucha vociferar a Gerardo Morales proclamando que desde ahora se terminó el absolutismo y se deberá debatir la suerte del gobierno en el recinto, habrá que recordarle que las principales medidas de transformación estructural que adoptó el gobierno desde el 2003 a la fecha, pasaron siempre por la aprobación del Congreso.
¿O no se enteró aún que la Ley de Medios fue debatida en las calles pero también en el Parlamento?
Por estos andariveles transcurrirá una parte importante de la política. Es lo que corresponde en democracia. Aunque la realidad es mucho más compleja, rica y diversa.
A medida que el proyecto nacional y popular profundice su rumbo, como es de preveer lo seguirá haciendo, las filas opositoras se verán en la necesidad de contrabalancear mediaticamente su aparición pública y será posible asistir a expresiones desmesuradas, bochornosas y orillando la extrema derecha en cada ocasión que cuadre.
Un ejemplo es la actitud de Elisa Carrió impulsando el boicot a la Apertura de Sesiones del Congreso; otro es el de Eduardo Duhalde dando a entender su renovado apoyo a un indulto a Videla y cabe suponer, a todos los genocidas que están siendo juzgados por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.
Hace ya tiempo que la democracia y la memoria descolgaron el retrato de Videla de las paredes institucionales. Y ese símbolo tan expresivo de la política de derechos humanos iniciada con Néstor Kirchner y continuada por la Presidenta Cristina Fernández no tiene marcha atrás.
La sólida defensa gubernamental de la soberanía en nuestras Islas Malvinas, constituirá sin dudas un capítulo de honor en este año del Bicentenario patrio. De nada valdrán los augurios apocalípticos de la derecha política y mediatica en un país que sigue creciendo.
En este marco, mañana se abrirán las escuelas en todo el país y la Presidenta inaugurará las sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación.


Jorge Giles. Miradas al Sur 28 de febrero de 2010.

TERREMOTO EN CHILE, UN DOLOR AMERICANO

Chile es un solo dolor a lo largo de América.
Como si no alcanzara con el dolor de Haití. Es imposible no lastimarse los ojos con semejante daño. Los muertos aumentan a cada hora y no importa saber otra cosa.
Conmueve saber que la Presidenta Michelle Bachelet pasó de Mar del Plata a Santiago sin escalas intermedias.
De la alegría compartida con nuestra Presidenta en la Regata del Bicentenario y la inauguración del Anfiteatro del Agua bautizado con el nombre de Violeta Parra, a esta catástrofe natural.
El viernes Cristina despidió a su amiga Michelle con estas palabras “Juntas, instamos a seguir luchando por la utopía de una región que le devuelva a sus habitantes lo que durante tantas décadas se les ha quitado”
Nadie podría suponer que a las 3, 34 de la madrugada siguiente, todo Chile temblaría de dolor con el rugido de la tierra.
Cristina se comunicó de inmediato para reafirmar toda la solidaridad del pueblo y el gobierno argentino. Lo que precisen irá para allá, somos al fin un mismo pueblo, una misma nación americana unida desde San Martín y O’Higgins hasta la firma del Acuerdo Histórico de Maipú firmado por las Presidentas hace muy poco tiempo.
Ni las dictaduras ni el colonialismo pudieron ni podrán quebrar estos lazos de unidad.
Las noticias son más que elocuentes. Las palabras no alcanzan para describir tanto daño y dolor.
Quizás sean los poetas quienes mejor acompañen con la poesía en horas como ésta.
José Martí escribió sobre las ruinas dejadas por el terremoto de Charleston, en Carolina de Sur en 1886 un poema al que llamó “Cruje la tierra, rueda hecha pedazos”.
Decía el genial cubano:
“¿Quién es, quién es? ¿Quién puede en un minuto revolcar en su polvo a las ciudades, trocar al hombre en espantoso bruto, echar la tierra sobre el mar enjuto, aventar como arena las edades?
Ya vuelve, ya adelanta, crece, oscila el suelo como un mar, se encrespa, ruge.
Hincha el lomo, entreabre la pupila, cuanto quedaba en pie rueda o vacila:
Ya se apaga, se extingue, ronca, muge.
«La ciudad, como un árbol, se deshoja, cortados a cercén vuelan los techos,
Se abre la tierra blanda en cuenca roja y a las madres, del mundo en la congoja se les seca la leche de los pechos.
Salta una novia de la alcoba nueva donde el naranjo fresco florecía:
Muerta a su espalda el novio se la lleva: párase, ve el horror, en negra cueva
Rompe el suelo a sus pies, y a ella se fía.”
El poeta mayor de los chilenos, Pablo Neruda, conmovido por el terremoto del 22 de mayo de 1960 que partió casi todo el sur de su país, escribió el poema “Terremoto en Chile, La Barcarola”.
Es la magia de luz de los poetas la que hace que sus versos y prosas perduren siglos y siglos. Decía don Pablo en un fragmento:
“Por los muros caídos, el llanto en el triste hospital, por las calles cubiertas de escombros y miedo, por el ave que vuela sin árbol y el perro que aúlla sin ojos,
Patria de agua y de vino, hija y madre de mi alma, déjame confundirme contigo en el viento y el llanto y que el mismo iracundo destino aniquile mi cuerpo y mi tierra.”
Veinticinco años después, en 1985, un terremoto también partiría la tierra de los mexicanos. La ciudad de México fue sacudida literalmente el 19 de septiembre de 1985 Los muertos se contaron entre 35.000 y 40.000.
La tragedia fue retratada en un poema de José Emilio Pacheco, “Las ruinas de México (Elegía del retorno)”.
Decía el poeta mexicano:
“Avanzo, doy un paso más, miro de cerca el infierno. Muere el día de septiembre entre la asfixia y los gritos. Arañamos las piedras y brota sangre.
Todo el peso del mundo se ha vuelto escombro. La palabra desastre se ha hecho tangible. Se hundió la casa de papel, el cuarto de juegos de un niño inexplicable que al despertar aplastó los cubitos de hojalata. Pero no hay juego.
Sólo personas que se mueren, gente que ha muerto, seres humanos, que si salieran vivos
del tormento entre escombros habrían dejado entre el montón de ruinas, brazos y piernas. Nadie está a salvo”


Jorge Giles. El Argentino 28 de febrero de 2010

viernes, 26 de febrero de 2010

DE LA UTOPÍA DEL CAMBIO AL GENOCIDA VIDELA


La semana fue pródiga en sucesos políticos que incidirán fuertemente en el porvenir.

Alguna vez sugerimos observar, atenta y articuladamente, cómo los contendientes de distinto signo van acentuando sus rasgos más peculiares a medida que la encrucijada histórica les demanda mayor nitidez y visibilidad en los posicionamientos de sus respectivos proyectos.

A veces es posible moldear la historia, pero otras es la historia la que tira la plomada para alinear las cargas. Cuando ello sucede, de poco o nada valen las voluntades de escapar por la tangente.

Podemos lamentarnos que la historia sea así de inapelable, pero no hubo un tercero entre “Braden o Perón”.

O se está con el modelo nacional y popular gobernante, que inexorablemente irá marchando hacia su profundización o se participa del contramodelo de exclusión que sustenta la derecha del ajuste y el corralito.

El proceso político ha entrado en una etapa que podríamos definir como de afirmación transformadora.

Avanza por los carriles que le pertenecen por derecho propio, basado en la voluntad popular que le dio origen y, ante las barricadas opositoras, sea en el Parlamento, en la justicia o en los grandes medios de comunicación, procura avanzar por los bordes permitidos, cuidando de no pisar ninguna banquina desestabilizadora.

Sabe, por experiencia histórica, que los argumentos falaces de la “ingobernabilidad” están escritos desde hace mucho tiempo. Difícilmente encuentren lugar para su ensayo siquiera, ante una economía sólida y en constante crecimiento y un proyecto político que conserva intacta su creatividad e iniciativa, su mística militante y su capacidad movilizadora.

Al despliegue en abanico del modelo, con la presencia en la Cumbre de México logrando un respaldo unánime a la soberanía sobre Malvinas, inédito en la historia, habrá que sumarle el exitoso encuentro con el mundo empresario, la reaparición de Néstor Kirchner en el escenario mayor de la política, la legítima maniobra del bloque oficial en Senado y el rescate de la utopía como palanca de cambios de la historia, expresada por la Presidenta en Magdalena.

¿Cómo responden los opositores?

Elisa Carrió propuso la ausencia generalizada de la oposición en el acto magno de Apertura de las Sesiones del Congreso Nacional para intentar subir de prepo hasta el podio presidencial. No podrá ni aunque la suban a upa de un elefante rosado.

Pero en la desesperación que acontece después de un gran papelón, como el que sufrieron los opositores en el Senado, Carrió tuvo que apelar a un grotesco institucional, a un mamarracho propio de una republiqueta bananera para desviar la atención mediática. Cree que el gobierno disputa las pantallas de televisión, cuando es la democracia la que disputa el poder o para el pueblo o para los monopolios.

Demuestran por ellos mismos, que en lugar de un gorro frigio, en verdad cubren sus testas con el gorro de aquellos pitufos tan exitosos décadas atrás.

Eduardo Duhalde, también en la desesperación, rompió el contrato manzanero que había firmado con los radicales representados por Rodolfo Terragno al tildar de mojigatos a quienes un día antes catalogó como patriotas.

Recordemos que, oh casualidad, Clarín publicó días atrás un extenso artículo firmado por ambos ex dirigentes en el que reivindican elogiosamente los Pactos de la Moncloa en España, la “ley del olvido” y “el plan de ajuste económico” que “abrieron, en 1977, las puertas a la reconciliación política y el crecimiento económico”

Estremeciendo a la memoria colectiva, ahora Duhalde se despacha afirmando que “tenemos que parir en el 2011 un gobierno de todos, en el que nos respetemos todos. Al que quiere a Videla y al que no lo quiere. A todos.”

Ya nadie puede confundirse.

A medida que transcurra el tiempo y el modelo de desarrollo inclusivo profundice sus caminos, se hará más visible esta disyuntiva entre quienes abrazan la utopía del cambio y quienes ya prometen un nuevo indulto para los genocidas.


Jorge Giles. El Argentino. 26 de febrero de 2010
http://www.elargentino.com/nota-79594-De-la-utopia-del-cambio-al-genocida-Videla.html

jueves, 25 de febrero de 2010

SERÁ UN COMPAÑERO, SERÁ UNA COMPAÑERA


Néstor Kirchner reapareció para emocionar y emocionarse, para adelantar agenda y para augurar, convencidamente, que el próximo período presidencial del 2011 al 2015 “será para un compañero o una compañera que garantice el fifty-fifty, el 50 y 50, entre trabajadores y empresarios”

Su reaparición en el acto de La Plata, le puso el sello distintivo a la coyuntura.

En el club Atenas no cabía una emoción más y en la calle se concentraron igual o mayor cantidad de simpatizantes. La mayoría eran jóvenes.

“Anotá ese dato”, diría Jauretche.

Evita y el aplauso cerrado para los Hijos de desaparecidos y las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, enmarcaron el acto donde el afecto a Kirchner hizo que le festejaran por adelantado el feliz cumpleaños de hoy.

En su primer mensaje luego del susto de la carótida, dejó en claro que dará “todas las batallas que necesite la Patria para profundizar y consolidar este modelo inclusivo que gobierna con Cristina”.

Antes, la oposición en el Senado cantó “truco” y el bloque oficialista, sabiendo que mentían, respondió “quiero retruco”.

Los opositores se fueron al mazo y el Bloque comandado por el Senador Pichetto, partió cantando victoria contra el desánimo destituyente.

Es lo que pasó ayer en el Senado de la Nación.

La oposición pagó así el precio de la mentira que habían instalado con la ayuda de Clarín, La Nación y sus repetidoras.

Quedará para las páginas del ridículo, el periodismo de “no anticipación” que ayer hicieran las editoriales del monopolio mediático asegurando el mítico número de 37 opositores sentados disciplinadamente para votar en contra del gobierno.

Salieron sin paraguas y terminaron mojados hasta el caracú.

La oposición repitió la lógica empleada por los sectores antipopulares a lo largo de la historia nacional.

Cuando más violaron a la República y sus instituciones, cuando impusieron el voto calificado y el “fraude patriótico” durante la década infame, cuando negaron la voluntad de las mayorías populares, siempre utilizaron el recurso argumental del “consenso y el diálogo democrático”

No es casual que el conglomerado de conservadores, radicales y socialistas contra Perón desde 1945, se autodenominara “Unión democrática”.

Ni que los testimonios de las víctimas del terrorismo de estado sean coincidentes en relatar que cuanta más violencia ejercían sobre sus cuerpos indefensos, maniatados y vendados, los torturadores los acusaban a ellos, los torturados, de ser los violentos.

“No hay mejor defensa que un buen ataque” diría un viejo refrán.

Resulta así que la oposición, sin tener quórum propio y sin contar con un bloque mayoritario, juntó todos los pedazos que pudo juntar, para negarle al primer bloque mayoritario, que sigue siendo el bloque del oficialismo, las presidencias y las mayorías en la composición de las comisiones que legítimamente le corresponden.

Semejante atropello se hacía en nombre del “consenso republicano” y la “calidad institucional”. La misma “calidad” con la que gobernaron hasta el estallido del 2001.

Esto recién empieza.

De aquí en más, posiblemente será el escenario permanente. Salvo que la oposición aprenda a no mentir ni pasarse de vivos.

Debieran saber que ese Frente para la Victoria que tiene enfrente, se mueve mejor en la adversidad, porque está en la genética del movimiento popular.

En la Residencia presidencial de Olivos, en tanto, la Presidenta de la Nación convocó al arco empresarial argentino más representativo. Desde los pequeños a los grandes, estuvieron prácticamente todos. Es un claro reflejo de la marcha de la economía y particularmente de la producción nacional.

Un mercado interno en plena evolución y un Estado que se hace presente impulsando un modelo de desarrollo inclusivo que permitió escapar de los peores coletazos de la crisis internacional y seguir creciendo en todos los rubros de la macro y la microeconomía.

“Sean libres” se permitió aconsejarles Néstor Kirchner a los opositores.

Ojala se animen.


Jorge Giles. El Argentino. 25 de febrero de 2010
http://www.elargentino.com/nota-79419-Sera-un-companero-sera-una-companera.html

miércoles, 24 de febrero de 2010

SIEMPRE SE VUELVE AL PRIMER AMOR


América volvió a América.

Apenas con diez años de diferencia, la premonición de Perón se cumplió del lado de la unidad y la Cumbre reunida en México, apoyó por unanimidad a la Argentina en su lucha por la soberanía en Malvinas, sellando a la vez, la suerte unificada del continente.

*Francisco Madariaga Quintela, volvió al regazo de su papá, Abel, después de la desaparición de su madre, Silvia, en manos de los genocidas de la última dictadura. “Tener identidad es lo más lindo que hay” declaró el nieto 101 recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo.

*“Braden o Perón” vuelve con otras formas y otros nombres, como aquel 24 de febrero de 1946 cuando irrumpió masivamente el voto popular del primer peronismo.

*Después del susto de la carótida y de aquel cura partiendo cabizbajo con sus inciensos frustrados y del patrocinio de los lenguaraces del monopolio Clarín sobre el final tan deseado, lo cierto es que esta noche, y pese a tanto odio como bien dice Aliverti, en la ciudad de La Plata, Néstor Kirchner volverá al ruedo vivito y coleando.

Su reencuentro con la militancia será en el ya mítico Club Atenas, el que albergó el primer amor de aquella muchachada platense en la epopeya signada por la vuelta de Perón.

Fue allí donde el 3 de octubre de 1972 culminó multitudinariamente, la campaña del Luche y Vuelve que había comenzado el 25 de agosto en Tucumán y recorrido el país entero encabezado por el Tío Cámpora.

Muchos de aquellos jóvenes de entonces, hoy pintan canas.

Muchos fueron desaparecidos. Muchos asesinados.

Muchos presos, exiliados y torturados.

Pero lo que sigue flotando en el ambiente es aquella utopía colectiva, el compromiso de cambiar la vida haciéndola más digna, la voluntad, la solidaridad, la lealtad con una causa nacional y popular.

Y esos valores son los que perduran en el tiempo, aunque el mundo y la Argentina hayan cambiado.

“Los molinos ya no están, pero el viento sigue”, escrito está.

Esa porfía por construir un país mejor, más justo, más inclusivo, es lo que desorienta a una posición que sólo sabe injuriar y amontonarse para ganar una votación en el Congreso.

Podrán hacerlo cuantas veces puedan.

Pero tendrán que explicar a esta sociedad porqué tanto empeño en pagar un 20 % de interés por tomar un préstamo afuera, cuando este gobierno, no otro, supo acumular reservas históricas en medio de un mundo que tiembla por todos sus costados.

“Por sus antecedentes los reconoceréis”, podríamos afirmar sin temor a equivocarnos.

Y esos antecedentes nos otorgan el derecho a dudar del verdadero porqué a tanta oposición al Fondo del Bicentenario.

No tiene vergüenza alguna en presentarse a recusar a la justicia llevando de prueba, escuchen bien, dos notas del diario La Nación, una de ellas firmada por Morales Solá.

Ni siquiera disimulan el servilismo y la falta de creatividad.

Con esta voracidad morbosa de la derecha opositora, hay que animarse a ser oficialista en este país tan bello, tan nuestro, tan desigual y animarse a transgredir la resignación del posibilismo decadente.

Claro, rebelarse a tanto odio y tanta injusticia no es para cualquiera, es para los pueblos.

Ahí está la realidad que hay que salir a defender y no prestarse a ser tropa incauta de los poderosos.

Defender un Programa como Argentina Trabaja que ya otorgó 70.000 nuevos empleos cooperativos y está pronto a lograr 30.000 más en poco tiempo.

Defender el gasoducto “Juana Azurduy” que construirán juntos Bolivia y Argentina, como expresión concreta de la unidad entre ambos pueblos y gobiernos, tal lo afirmado por el Ministro Julio De Vido y el Vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera.

Defender la lucha contra el desempleo que ya pisa el 8 % después del 50 % con el que arrancó este proyecto en el 2003 y defender que “este gobierno no hará del salario la variable de ajuste”, como afirmó el ministro Carlos Tomada.

Algo huele a primavera cuando estas banderas vuelven.

El único pecado es estar ausente.


Jorge Giles. El Argentino. 24 de febrero de 2010
http://www.elargentino.com/nota-79239-Siempre-se-vuelve-al-primer-amor.html

martes, 23 de febrero de 2010

LAS MALVINAS SON DE AMÉRICA LATINA


La realidad es una sola, dicen algunos; pero a veces pareciera que no es así.
Que hay dos, tres, muchas realidades que se chocan entre sí, que se confunden en el sopor calenturiento de los días, o en las lluvias que inundan la ciudad, que se disputan el equipo, la cancha, el cielo y el infierno.
Miserables de aquellos que mientras la daga del imperio colonial nos clava sobre el pecho de Malvinas una plataforma petrolera para seguir robando en nuestro lecho marino, disparan aquí con la tinta del odio visceral que los anima, todas las ofensas, todas las injurias, todas las maldades contra el gobierno de los argentinos.
Acusan de "tacticismo" al gobierno democrático, los que catalogaron de "estratega" al dictador Galtieri.
Hablamos del Clarín y de sus lenguaraces. Por si no queda claro.
¿A qué círculo escrito por el Dante pertenecen?
¿A qué interés responden, que sea más profundo que el interés de la patria?
Miserables de aquellos que por una cucarda de la politiquería y los monopolios, se vacían el alma por una votación en el Congreso, tratando de torcer el rumbo de un país, de un país por si no lo entienden, no sólo de un gobierno o un espacio político.
Miserables de aquellos que a falta de respuestas ante el desconsuelo del que lo pierde todo cuando llueve, no hacen más que repetir "la culpa la tiene el otro, el bonaerense, el kirchnerista, el meteorologista, el que sacó la basura fuera de horario, el murguista, el artesano, el piquetero, el zurdo, el peronista, el que me precedió, siempre la culpa la tiene el otro"
Hablamos de Mauricio Macri, por si no se entiende.
No alcanza la entendedera para imaginarse qué hubiese sido de este país, el nuestro, el tuyo, el mío, si Néstor Kirchner primero y Cristina Fernández después, se hubiesen valido del mismo argumento como razón de Estado para no hacer nada.
Nada con los derechos humanos. Nada con la Justicia. Nada con las jubilaciones. Nada con los salarios. Nada con las AFJP. Nada con los poderosos monopolios desinformativos. Nada con el empleo ni con el consumo interno ni con la industria nacional ni con los genocidas ni con los goles secuestrados.
Nada de nada.
Cadena nacional para informar al pueblo: "Este es el país que heredamos, tenemos sueños pero no tenemos fuerzas, hasta aquí llegamos"
Y colorín, colorado…
No sucedió, no sucederá y pese a los miserables de turno, esta historia de la patria grande, continuará.
Acá, en el cielo azul de las baldosas que caminamos cotidianamente, la realidad dice que la desocupación sigue en retirada y que los industriales, no el gobierno, pronostican que en el 2010 se construirán de 30 mil a 50 mil nuevos puestos de trabajo.
Acá, en la misma patria americana, en la ciudad de Cancún, México lindo y querido, los Jefes y Jefas de Estado de toda esta maravilla del continente de Bolívar, San Martín, Artigas y Martí, fueron ayer un solo puño contra el colonialismo inglés y una misma canción de amor para los argentinos.
América latina está destinada a ser la cuna de los nuevos paradigmas de la civilización.
No habrá que esperar nada de afuera.
La vieja Europa muestra las hilachas frente a Grecia. La misma receta que hizo temblar el mundo con el caos de Wall Street, es nuevamente aplicada como un exorcismo contra los que preveían el ocaso final del neoliberalismo.
Zorba, el Griego, no lo podrá soportar. Y seguirá bailando, honrando el vino y la alegría de los griegos.
América tiene memoria. Por eso es una sola voz cuando la llaman.
Malvinas es, como dijo ayer la Presidenta en esa Cumbre, una razón de historia nacional y continental, una forma de vincularnos democrática y civilizadamente, un derecho internacional y soberano.
Malvinas es un dolor que tiene casi los años de la patria. Y es el soldado que allá quedó esperando.
Ayer, el primer comunicado de la petrolera inglesa Desire Petroleum, tuvo como primer destinatario, la Bolsa de Valores de Londres.
Para que nadie olvide, porqué los llaman piratas.

Jorge Giles. El Argentino. 23 de febrero de 2010.
http://www.elargentino.com/nota-79032-Las-Malvinas-son-de-America-Latina.html

lunes, 22 de febrero de 2010

YERBA MALA NUNCA MUERE

La Presidenta está en México defendiendo nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas.
Habrá que hacer guardia ante los altares de la patria mientras dure su ausencia y pedir por ejemplo al Gauchito Gil, que vigile de cerca al interino Cleto Cobos.
La digna posición del gobierno nacional ante el avance del anacrónico colonialismo inglés, está expresando, felizmente, una inédita situación para la democracia argentina.
Armado del derecho internacional y la diplomacia, el gobierno está dando muestras elocuentes de haber dejado atrás los prejuicios de anteriores gestiones, la complicidad de las “relaciones carnales”, la política de seducción derrotista, como vías de entendimiento con Gran Bretaña.
Somos un país soberano y como tal deberán respetarnos. De eso se trata.
Es un avance cualitativo para la calidad institucional de la democracia.
Allá en nuestras Islas Malvinas, en tanto, los usurpadores comienzan las perforaciones del lecho marino iniciando el saqueo de nuestros recursos naturales, es decir, del patrimonio nacional de los argentinos.
No obstante la gravedad del hecho, Clarín y sus disciplinados operadores políticos, miran para el costado como si este conflicto permanente no les signifique siquiera un rasguño en su identidad nacional.
¿O no la tienen más?
Otro hecho inédito, merecedor de los mejores manuales de Ciencia Política, es que por primera vez en democracia, la irrupción de una mayoría opositora en el Congreso podría significar la pérdida de los derechos sociales de los trabajadores y el conjunto de la sociedad, logrados con este gobierno.
Es que los gobiernos son, usualmente, más conservadores que aquellos que conforman fuerzas políticas en el llano opositor.
Los oficialismos se aferraban a sus posiciones defensivas y los opositores avanzaban impulsando cambios de políticas que aseguren una mejor calidad de vida para el conjunto de la sociedad.
Al menos era así discursivamente.
Ahora sucede lo contrario. El gobierno es quien transforma y la oposición resiste.
Veamos.
El Fondo del Bicentenario evita al país tener que pagar 20 % de intereses financieros para afrontar sus compromisos, toda vez que toma el dinero que los argentinos tenemos guardado en el colchón.
Con lo ahorrado y no gastado del presupuesto nacional, se podrían afrontar nuevas inversiones en el campo social.
Más trabajo y más producción es la meta.
Pues bien, la oposición se entusiasma con juntar los votos necesarios para voltear el decreto que estableció el mencionado Fondo y luego voltear la Ley de Medios, la Asignación Universal por Hijo, la movilidad jubilatoria.
¿Cómo explicarán que prefieren que nos endeudemos y que no haya más inversión social?
Están creando las condiciones para justificar el ajuste que esa oposición aplicará, seguramente, si llega algún día nuevamente al gobierno.
Es la verdadera pugna entre dos proyectos de país muy diferentes.
Y en ésta, jugamos todos los argentinos. No sólo el gobierno.
La crueldad opositora explica los agravios recibidos por el embajador argentino en los EE.UU., Héctor Timerman, por parte de un blog del grupo Clarín; no por la función oficial que cumple, sino por su condición de judío.
El agravio es constante en la historia del poder conservador en la Argentina durante el último siglo.
Todo lo que no controla ese poder, es tan “judío” como “peronista de mierda”, según el desagüe cloacal del que provenga el insulto.
Abundan los relatos de los presos políticos durante la última dictadura, testimoniando la irrupción violenta de los torturadores en los calabozos al grito de “ahora van saber lo que es el terror, manga de judíos”, “viva Hitler”.
El médico oficial de la cárcel de Rawson, gustaba que lo llamaran “doctor Menguele”.
Esa yerba mala, sigue estando en los pasillos más oscuros del poder que resiste a la transformación impulsada desde el 2003 en nuestro país.
Hay que estar muy atentos para evitar que crezca.
No lo merecemos como país democrático y soberano que somos.


Jorge Giles. El Argentino. 22 de febrero de 2010.
http://www.elargentino.com/nota-78840-Yerba-mala-nunca-muere.html

domingo, 21 de febrero de 2010

LA MAQUETA VIVIENTE DE LA DERECHA

Esta vez las cacerolas tronaron contra el gobierno de Mauricio Macri.
Los vecinos saben que la pésima gestión porteña es la que provoca los daños cuando llueve y no al revés.
La sociedad, testigo y protagonista de los modelos en pugna, empieza a juzgar.
Pese al esfuerzo criminal del monopolio mediático por transmitir una falsa realidad, a nadie asistirá de aquí en más el “yo no sabía”, para poder decidir sobre las diferentes perspectivas de gobernabilidad presente y futura.
Todo está a la vista.
Los fantasmas del pasado vuelven a escena. Raúl Baglini, el del teorema posibilista, es el jefe de campaña de Cobos y el radicalismo legaliza así el asalto a la vicepresidencia.
La oposición política actúa como lo hace Macri cada vez que llueve en la ciudad, descontroladamente. Sin rumbo claro. Sin propuestas alternativas.
Cada cual atiende su propio juego. Todos contra todos.
Esa realidad explica quizá con mayor elocuencia el porqué de la desesperación del monopolio mediático de Clarín y sus socios de La Nación, mostrándose en su horrible desnudez autoritaria.
Mienten para disciplinar una tropa partidaria que luce por su crónica dispersión y mediocridad de miras. Y amplifican el discurso apocalíptico de Carrió augurando la llegada de un “monstruo” para el próximo mes de marzo.
Basta con repasar las editoriales de estos días para comprobarlo.
En las antípodas, la Presidenta viaja a México para asistir a la cumbre del Grupo Río con el propósito de unificar la solidaridad latinoamericana en torno a la defensa irrenunciable a nuestra soberanía en las Islas Malvinas.
Lo hace como parte de una política de Estado iniciada con Néstor Kirchner en el 2003 y que puesta a prueba por la intentona inglesa de sustraer nuestros recursos naturales, responde clara y contundentemente.
Cruzando Los Andes, un rápido vuelo a Chile posibilita un espejo donde mirarnos, por si en el cabotaje hubiesen dudas.
La noche que ganó Piñera y la derecha, desde cientos de lujosos automóviles se oían los gritos eufóricos de quienes proclamaban “viva el general Pinochet”, “mueran los subversivos comunistas” “los ladrones que gobernaban se van para su casa”.
Un empresario chileno, casado con una argentina, señaló: “Ahora tiene que ganar Macri en la Argentina y… ¡nos sacamos de encima a todos los comunistas!”
Un sector de los manifestantes se agolpó frente a un local de la izquierda y pintó en sus paredes: “a sus parientes los matamos por huevones” “fuera comunistas de Chile”
En el tumulto alguien levantó sobre sus hombros una imagen de Pinochet y la multitud enardeció con sus vivas.
Fue lo que pasó realmente en Chile.
Pero en Buenos Aires, eso no fue transmitido; la paquetería de los buenos modales se ocupó de cubrir varias editoriales con “el ejemplo de civismo republicano y democrático allende la cordillera”.
“Esos gestos, aquí lamentablemente no suceden”, repetían los lenguaraces del monopolio Clarín y los políticos opositores que acatan disciplinadamente su agenda.
A propósito: ¿Qué habrán hecho allá los seguidores del “candidato joven”, Enríquez-Ominami, ante este regreso del pinochetismo, a instancias del quiebre que ellos ocasionaran a la Concertación y que acaba de anunciar un severo ajuste para los chilenos?
Estamos corriendo ya en la pista que nos llevará hasta una instancia semejante en el 2011.
¿O todo se precipitará antes como azuza el monopolio mediático?
Puestos a decidir la suerte de esta sociedad para un siglo o más de historia, quienes lideran y conducen a los modelos de país en pugna, saben que la única salida es la profundización de sus respectivos y antagónicos paradigmas.
Si hacer pedagogía política implica mostrar, palpar, escuchar, gustar, reflexionar sobre los proyectos, no en la teoría, sino en el pleno ejercicio de su caudal, habrá que hacer un repaso de la transformación experimentada a nivel nacional en todos los planos, debilidades y asignaturas pendientes mediante, desde la asunción de Néstor Kirchner hasta los días de la Presidenta Cristina Fernández.
Y poner del otro lado un faro que ilumine la maqueta viviente de la derecha, que es el gobierno de Mauricio Macri. Que cada uno saque luego sus conclusiones.
Según el gobierno porteño, el sistema de salud entra en crisis por culpa de los bonaerenses que allí se atienden.
Colapsa la ciudad por las lluvias y la culpa la tienen las aguas que vienen del conurbano.
Niegan aumento a los docentes y la culpa la tiene la paritaria nacional aprobada por el gobierno de Cristina.
Allí están descarnadamente los dos proyectos de país que hoy se enfrentan. Fragmentación neoliberal versus modelo nacional.
Y aunque crispe a los cultores de la ambigüedad y el consenso hueco, los datos de la realidad indican que todas las expresiones políticas, sociales, empresarias, culturales, mediáticas, son tributarios de uno u otro proyecto.
Aún sin su consentimiento, los actores políticos terminan prisioneros de la encrucijada histórica.
La escenografía chilena recientemente vivida, nos alumbra sobre uno de los dos probables resultado final de la contienda crucial. Ello no exime de responsabilidad a quienes en lugar de profundizar el proyecto de cambio, como sí sucede en la Argentina, terminaron por parecerse a quienes justamente debían denunciar como la versión moderna del pasado pinochetista.
El mensaje de Cristina del pasado viernes 19 de febrero abarca una serie de ítems que por su profundidad conceptual debería ser leído y debatido por todos los sectores políticos, oficialistas u opositores.
A él nos remitimos para abreviar, agregando apenas que la marcha de la economía nacional y los datos de la realidad social indican claramente que hay una recomposición de doble vía, conformada por la recuperación del valor del trabajo y la producción nacional y por la recuperación de la idea que somos una Nación, un Estado, un país integrado y no fragmentado, como lo impuso el neoliberalismo dominante hasta el 2003.
Es una disputa con 200 años de historia.


Jorge Giles. Miradas al Sur. 21 de febrero de 2010.

SIEMPRE QUE LLOVIÓ, PARÓ

Volverán las lluvias una y otra vez. Y volverá a parar.
Menos mal, porque de lo contrario los porteños precisarían varias Arcas de Noé para el diluvio final previsible mientras dure la gestión de Mauricio Macri.
No es una exageración. Es lo que viene pasando y seguirá pasando en Buenos Aires en tanto no haya un gobierno que ponga a la ciudad patas para arriba para que empiece a andar su destino de ciudad mayor de edad.
Esta vez nos inundamos todos.
Prácticamente no hay barrio que no haya sido afectado por las lluvias. Mejor dicho, por la imbecil gestión de un gobierno que presumió de saberlo todo, de tener equipos para gobernar, de ser un capítulo moderno de la derecha argentina.
En realidad, Macri viene a demostrar a propios y extraños que en la Argentina como en toda América, la derecha siempre hace desastre cuando gobierna. Es una derecha salvaje, represiva, anticuada. Sólo supieron gobernar cuando tuvieron garrotes de su lado. Y picanas eléctricas como las Tasser.
Estamos inundados de lluvia y de indignación. Que nos sirva de aprendizaje colectivo. Que aprendamos a juzgar implacablemente a los gobernantes. No por su presunta simpatía fashion y sus modales señoriales, sino por el resultado de sus gobiernos.
A Macri habría que hacerle juicio por mala praxis ¿Es ingeniero o no?
Porque esa profesión está siendo mancillada por el actual jefe porteño.
¿No sabía este ingeniero el papel escurridor y absorbente que durante un siglo cumplieron los adoquines en la ciudad?
Un triste botón vale de muestra: la Avenida Larrazabal, que cruza los populosos barrios de Liniers y Mataderos, jamás se inundó en el último medio siglo. Es decir, no hay vecinos con antigüedad que recuerden el desborde que se produjo con las últimas lluvias desde que Macri arrancó los adoquines históricos y achicó la avenida partiéndola al medio con un remedo de “boulevard” flaco que afeó la zona con un yuyo que crece descuidadamente sin mantención alguna.
Qué decir de los barrios más sensibles a cualquier desborde y que fueron afectados por esta esquila adoquinera y por el angostamiento de calles para agrandar veredas según el gusto del negocio inmobiliario.
El agua escurría por esas calles más anchas y por los pliegues naturales entre adoquines. ¿No sabía Macri que si le cerraban el paso buscaría otro lugar para escurrir?
Por ejemplo, las avenidas, las veredas y finalmente, las casas de los vecinos.
Y si no lo sabe, desde esta modesta columna le decimos a Macri: va a seguir lloviendo sobre la ciudad, sobre la provincia, sobre el país, sobre el mundo.
Alguien que le arrime al menos un folleto sobre cambio climático y calentamiento global para que se instruya, primariamente, sobre el ambiente con el que habrá que lidiar en los próximos cien años.
Tiene presupuesto más que suficiente para hacer lo que se debe. Limpiar los sumideros, por ejemplo.
Aunque el problema de esta gestión es que hace lo que no se debe hacer.
Un mono con navaja.
Ojala el país entero, pero por sobre todo, los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, anoten en algún lugar de la memoria el desastre que es la gestión macrista.
No hay un sector que se pueda exhibir como medianamente exitoso.
Las escuelas abandonadas, los hospitales abandonados, la seguridad y la intimidad ciudadana arrojada a las fauces de espías y represores, el tránsito más caótico que nunca ante el bombardeo sobre las calles.
Que las cacerolas que se escucharon en estas noches de hastío en los barrios porteños, repiquen contra una forma de gobernar que nos deja a la intemperie cada vez que cae un aguacero.
¿Se imaginan a Macri o algunos de sus socios, gobernando el país?
Ya vendrá el tiempo para reflexionar y enmendar con el voto popular el rumbo de la Reina del Plata.
Más temprano que tarde, sería bueno que la ciudad se identifique armónicamente con un modelo de nación y sociedad como el que hoy gobierna a todos los argentinos.

Jorge Giles. El Argentino. 21 de febrero de 2010

viernes, 19 de febrero de 2010

EL COLOR DE TU MIRADA


En un momento crucial para los argentinos, hoy cumple años la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Los lenguaraces del monopolio Clarín extrañarán las obscenas fiestas del menemismo, pero le enrostrarán sin embargo, la pérdida de las AFJP, la Ley de Medios, la Asignación Universal por Hijo, el regreso de la Escuela Secundaria, la movilidad jubilatoria, el Programa Argentina Trabaja, los nuevos DNI hechos por el propio Estado, el Canal Encuentro y el Fútbol para todos, el Fondo del Bicentenario, esos Derechos Humanos que recuperan Hijos secuestrados y honran la memoria del pueblo, el Consejo de Coordinación entre Economía y el Banco Central para trabajar juntos en políticas que contribuyan a acrecentar las reservas monetarias y la redistribución del ingreso y la decisión de hacer públicos todos los movimientos de fondos especiales de las Obras Sociales.

“Y encima, defiende como nadie las Islas Malvinas y decide en la Rosada sin consultarnos siquiera”

“Así no se gobierna”, dirán con odio y sin pudor.

“Los mediocres son los inventores de las palabras prudencia, exageración, ridiculez y fanatismo”, decía Evita, adelantando el reloj de la historia.

No les molesta sólo la pintura de sus ojos, ni el color del pelo ni ese modito de hablar, tan insolente con los poderosos y tan humilde con los humildes.

Claro, no les sienta bien decirlo, Presidenta. Deben cuidar las formas.

Aunque algo se les escapa al menor descuido.

Fíjese Mauricio Macri enterado del acuerdo paritario con los docentes.

Lanzó fuego por la boca.

Que eso no se hace, que eso no se dice, que eso no se toca.

Pareció decir, disgustado por el piso salarial que unifica el salario de los trabajadores de la educación.

La derecha trinó como lo hizo ante la Carpa Blanca, frente al Congreso.

Mejor así. Que no queden dudas a la hora de anotar en la memoria y usar el dato en el cuarto oscuro.

El gobierno porteño es una maqueta viviente de la derecha gobernando.

Mírelos bien y no olvide.

Ellos son así.

En su versión pejotista conservadora, Pro- liberal o cívico radical.

Compran picanas eléctricas para reprimir y vetan el apoyo presupuestario para la búsqueda de identidad de los hijos de los desaparecidos durante la dictadura.

Rompen calles y cunetas para que se inunde Buenos Aires en menos que cante un gallo.

Los reivindica el genocida Luciano Benjamín Menéndez, no el Arcángel San Gabriel.

Escúchelos bien y no olvide.

Macri dijo ayer que “evidentemente, acá tenemos una paritaria nacional docente que complica la gestión a todas las provincias”

Así te quería agarrar. A confesión de parte, relevo de pruebas.

Vamos a reflexionar juntos para que esta definición no quede en un simple y grave reflejo autoritario y neoliberal.

Es el color de la mirada nacional y popular lo que los enerva de este gobierno.

Desde 1976, genocidio mediante, profundizado por el menemismo desde 1989, el poder económico buscó la fragmentación de la idea de Estado nacional.

Sobran los argumentos.

El conflicto docente liderado por CTERA, desnudó estas políticas del Banco Mundial y el FMI.

La bandera de unificación salarial docente fue y sigue siendo la expresión reivindicativa de un concepto de país, integrado, solidario, unificado, justo y soberano.

La visión miope del neoliberalismo se conforma, en cambio, con que le cierren los magros números del presupuesto.

Macri decide cerrar 82 grados para ajustar las cuentas y abandona las escuelas de los más pobres, con la misma frialdad con que sostiene desde un velero que “el Fino Palacios es el mejor policía que tenemos”.

Es hora de animarse a unir lo que nos fragmentaron: el pensamiento.

Preguntarse, por ejemplo:

¿El blog antisemita de Clarín contra Héctor Timerman, embajador argentino en los EE.UU., guarda relación con los agravios del gobierno de Macri a los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA?

Alguna vez Evita dijo “la vida me dio dos privilegios, el amor de mi pueblo y el odio de sus enemigos”

Es bueno recordarlo, Presidenta, en este día tan bello.


Jorge Giles. El Argentino. 19 de febrero de 2010
http://www.elargentino.com/nota-78513-El-color-de-tu-mirada.html

jueves, 18 de febrero de 2010

SÓLO LA MEMORIA NOS HARÁ LIBRES

El Acuerdo Cívico - Radical se acaba de romper.

Es una pena. Aunque es mejor que se rompan en el llano y no en un hipotético gobierno.

Pero hay temas más trascendentes para desarrollar.

El mensaje de la Presidenta anunciando junto al ministro de Educación, Alberto Sileoni, los nuevos lineamientos de la escuela secundaria y las mejoras salariales para los docentes, constituyen un cambio sustantivo para el sistema educativo argentino.

Se piensa la educación desde los alumnos y desde la comunidad educativa y no como fuera antaño, desde la burocracia del sistema.

Los próximos gobiernos van a encontrar un país mejor educativamente, más sólido económicamente, más justo socialmente, más soberano ante las potencias del mundo.

Mientras tanto, la tensión con Gran Bretaña sigue creciendo.

Clarín y La Nación, que tanto festejaron la aventura del dictador Galtieri cuando ordenó el desembarco militar en nuestras Islas Malvinas, ahora, con un gobierno democrático que cumple con su deber de proteger nuestros derechos soberanos, parecen colaboracionistas de los usurpadores coloniales.

Elaboran la "teoría de la distracción" que no elaboraron con la dictadura.

Comparan cínicamente el gobierno democrático con la dictadura, como lo hizo Eduardo van der Koy.

Se ponen del lado de los intereses económicos y políticos del usurpador, antes que abrazar una identidad democrática que los pudiera redimir de tan triste pasado signado por la complicidad que ejercieron con Videla y con Galtieri.

Preocupan las reiteradas amenazas que ejerce Mariano Grondona sobre la suerte de la democracia augurando que todo se podría precipitar este año, sin esperar a las elecciones del 2011. Ayer lo dijo nuevamente.

En su tenebrosa nota aclara que "aprendimos que el golpismo, militar o civil, terminó favoreciendo invariablemente a los "golpeados", convirtiéndolos en mártires y eximiéndolos de pagar la factura final de sus propios desaciertos"

Los golpeados son los 30.000 desaparecidos, los miles de exiliados, los niños secuestrados, los trabajadores reprimidos y desocupados, la industria nacional, el país entero.

Este Grondona escribió en la revista "Carta política" que dirigía (mayo de 1976):

"No ha habido golpe sobre la mesa. Quizá no lo haya. Sin embargo, hay poder. Un poder suave, discreto. Limitado hacia el futuro, pero concentrado en el presente, puesto que el Presidente (Videla) es, a la vez, comandante general del Ejército y titular de la Junta Militar. Un poder institucional que se extiende hacia sucesiones programadas y encierra, por eso, la promesa de un sistema. Ante un país que viene de largos desencuentros, el agua fresca de una esencial innovación"

Aunque cueste seguir, sigamos.

Hay que ir hacia atrás para conocer a los actores que honran o mancillan la historia.

"Partidarios de la política mundial de la multilateralidad como somos, no debe esperarse de nosotros alineamientos automáticos sino relaciones serias, maduras y racionales que respeten las dignidades que los países tienen. Nuestra prioridad en política exterior será la construcción de una América Latina políticamente estable, próspera, unida, con bases en los ideales de democracia y de justicia social. Venimos desde el sur de la Patria, de la tierra de la cultura malvinera y de los hielos continentales y sostendremos inclaudicablemente nuestro reclamo de soberanía sobre las Islas Malvina"

(Palabras de Néstor Kirchner en su asunción presidencial, 25 de Mayo de 2003)

"Quiero también reafirmar, una vez más, nuestro reclamo irrenunciable e indeclinable a la soberanía sobre nuestras Islas Malvinas y llamamos al país ocupante, que en todos los foros internacionales luce como adelantado y respetuoso, que hay una situación de enclave colonial aquí denunciada ante Naciones Unidas y que es hora de volver a cumplir el mandato de esas mismas Naciones Unidas de las que todos formamos parte"

(Cristina Fernández, ídem, el 10 de diciembre de 2007)

Sólo la memoria nos hará libres.


Jorge Giles. El Argentino 18 de febrero de 2010
http://www.elargentino.com/nota-78305-Solo-la-memoria-nos-hara-libres.html

miércoles, 17 de febrero de 2010

¡EL QUE NO SALTA ES UN INGLÉS!


La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó ayer el Decreto 256 que establece que todo buque o artefacto naval que se proponga transitar entre puertos del continente argentino y de nuestras Islas Malvinas, deberá solicitar previamente permiso a las autoridades nacionales competentes de nuestro país.
Mientras cierta oposición política y mediática sigue cazando mariposas, allá en el sur, en nuestras Islas Malvinas y cercanías, los ingleses acaban de anunciar que desembarcarán por tercera vez en estos doscientos años de historia.
La primera fue cuando la invadieron en 1833; la segunda cuando la recuperaron en 1982 y ahora cuando intentan desembarcar maquinarias para perforar el lecho marino malvinense en busca de petróleo.
El 2 de enero 1833 la fragata inglesa Clío al mando del capitán Onslow llega hasta Malvinas, desembarca y desaloja por la fuerza a sus pobladores y a las autoridades argentinas establecidas legítimamente.
Claro, hay que decir que el teniente coronel que comandaba las tropas argentinas no presentó más resistencia que un puchero de la cara.
¿Sabe como se llamaba el que huyó entonces, inspirando la rendición que un siglo después repetiría el genocida Alfredo Astíz?
Se lo digo: José María Pinedo.
Saque conclusiones del parentesco que dejó.
En las antípodas, el heroico ejemplo del gaucho Antonio Riveros y su puñado de valientes fue la inspiración del grupo de argentinos que en 1966 aterrizara en las Islas izando bien alto la bandera patria.
Dardo Cabo fue el militante peronista que encabezó la patriada llamada “Operativo Condor”; la dictadura de Videla lo asesinó junto a Rufino Pirles el 5 de enero de 1977, después de arrancarlo a ambos de la cárcel de La Plata.
La lucha por la defensa de nuestros derechos soberanos es constituyente de nuestra nación y de nuestra identidad como pueblo.
Aunque desde una mentalidad colonizada hayan fabricado el mito de que “no vale la pena seguir reclamando por un par de islotes de piedras sin ningún valor”.
Ese mito acaba de caer.
Hay quienes por ahora suponen que en la zona circundante a Malvinas hay casi tanto petróleo como en Medio Oriente, pero afirman sí, que hay cinco veces más que en todo el territorio continental argentino.
Esta última ofensiva británica tiene que ver con eso.
En mayo de 2009 el Canciller Jorge Taiana presentó formalmente “su más enérgico rechazo a la pretensión británica de establecer espacios marítimos en torno de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios circundantes”
Los ingleses pretendían legalizar ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas su pretensión de usurpar las 200 millas y más que rodean nuestras Islas.
Si los dejan, llegarían hasta la Patagonia inclusive.
Durante enero pasado abundaron las noticias periodísticas desde Londres dando cuenta de la inminente exploración petrolífera en Malvinas por parte de la plataforma de exploración marina “Ocean Guardian”.
Es pretensión británica robarse de nuestro subsuelo marino unos 60 mil millones de barriles.
Los sitios de The Sun y Telegraph informan que las empresas inglesas Rockopper, Desire, Falkland Oil and Gas and Borders y la Southem Petroleum ya se encuentran explorando el archipiélago.
¿Quién colaboró en el acto de piratería? Techint. Lo comentamos hace unos días.
A las quejas reiteradas de nuestra cancillería y el decidido acompañamiento de la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, por esta clara vulneración de Gran Bretaña a las resoluciones de las Naciones Unidas que instan a encontrar una salida pacífica al largo conflicto, el gobierno británico responde con el rechazo a las legítimas protestas y reafirma el inminente inicio de las tareas de extracción de petróleo en nuestras Islas Malvinas.
En nombre del estricto cumplimiento del derecho internacional y de la vocación de paz que anima al gobierno y al pueblo argentino, es hora que los ingleses se despojen de su bien ganada fama de piratas.

Jorge Giles. El Argentino. 17 de febrero de 2010
http://www.elargentino.com/nota-78112-%C2%A1El-que-no-salta-es-un-ingles!.html

martes, 16 de febrero de 2010

LA PRESIDENTA SE CONFIESA ANTE EL GLACIAR

Cristina Fernández de Kirchner llegó hasta El Calafate para inaugurar las nuevas obras sobre la Ruta provincial Nº 11 en el Parque Nacional "Los Glaciares" y participar del 133 º Aniversario del Bautismo del Lago Argentino.
Estaba en la Santa Cruz de la República Argentina, subrayó para que se entienda bien el largo, el ancho y la profundidad del país de los argentinos.
La singularidad de este momento político histórico se hizo presente en su discurso.
El poder de la prensa disparando a granel sobre el Gobierno de la democracia y éste que, a diferencia de los gobiernos de Menem y De la Rúa, no se amilana, no se achica, no se disciplina sino que por el contrario, le responde desde la tribuna que tenga a mano.
"La profesión de periodista es una profesión noble. Son apenas los dueños de algunos medios que tienen intereses económicos muy fuertes y que pese a que han presionado, presionado y presionado a este gobierno, no han podido obtener lo que querían…"
La Presidenta volvió a levantar el guante que Clarín, La Nación y otros medios tiran diariamente sobre los tejados y los oídos y los ojos de una sociedad saturada de desinformación.
"¿Qué es desinformar?" Se preguntó. "Ocultar que se hacen obras, ocultar que se hacen cosas, que hay mejoras, que se inauguran viviendas, que crece la industria, eso es desinformar. Pero ahora ya han pasado a la segunda etapa, a inventar y entonces inventan noticias como estas de empresas amigas del Estado…"
"Ayer abro el diario La Nación, que es el otro que compite con Clarín en cuánto pueden inventar, difamar o agraviar y dijo que era mentira que yo había estado presa…¿Porqué esa negación, esa mentira permanente, esa difamación?…Algunas cosas son para que también las repensemos en forma conjunta los argentinos. Está muy bien mirar la televisión, leer los diarios, informarse, pero también está muy bien pensar, reflexionar…acá había gobiernos militares y los mismos diarios que están hoy, escribían un país que no existía, una libertad que no teníamos…qué me voy a ofender con el diario La Nación que me niega los días de detención, si negaron a los 30.000 desaparecidos"
Estas palabras mantienen vivo el debate tan necesario y vital para la democracia sobre el rol que ocuparon los medios durante la dictadura, el que ocupan ahora y el que anhelamos ocupen mañana con la nueva Ley de Medios.
El monopolio mediático no es la prensa del poder económico. Es el poder económico en sí mismo. Su ideología, para llamarlo suavemente, fue parida en los albañales de la última dictadura, Papel Prensa mediante y finalmente moldeada durante el menemismo.
Su superación monopólica, será el fin del último eslabón del autoritarismo.
Fueron los medios que mencionó la Presidenta los que limaron, vaciaron, ahuecaron la democracia previa al golpe, justificando de este modo el genocidio que se venía.
La dictadura era "un mal inevitable", en el mensaje periodístico de entonces.
La teoría del "vacío de poder" la ejecutaron con Arturo Illía en 1966 y con el gobierno de Isabel Perón en 1976.
Mucho antes, los medios de la época lo instalaron con Irigoyen, Perón y Frondizi.
El derrocado era el culpable de su derrocamiento, como la mujer violada lo es de su violación.
Es perverso lo que han hecho a lo largo de la historia.
Lea y reflexionemos juntos: "El gobierno derrocado no respetaba la democracia ni la Constitución; logrando la conversión de la República en una suerte de monarquía"
¿Le suena conocido el argumento? Fue la editorial de La Nación del 25 de marzo de 1976.
Va otra.
"La persistencia (del gobierno peronista) en aplicar políticas que lo llevaban a la ruina" y "el curso suicida que terminó por llevarlo a su desaparición"
No fue Nelson Castro el primero que lo dijo; lo decía Clarín en sus ediciones del 25 y el 26 de marzo de 1976.
Otra perlita: Clarín no salió a la calle el 18 de octubre de 1945, dicen, para no tener que relatar la gesta popular del día anterior, el histórico 17.
¿Lo sabían?
Todo es claro cuando se quiere ver.

Jorge Giles. El Argentino. 16 de febrero de 2010

lunes, 15 de febrero de 2010

Algo huele a podrido en la oposición

Cuesta arrancar la semana cuando se siente, dolorosamente, la perdida de un periodista de la talla de José María Pasquini Durán.
El enorme vacío que deja, obliga sin embargo, a redoblar los esfuerzos y la entendedera para seguir aportando desde espacios como este a descifrar los signos de un tiempo crucial para la Argentina.
Ojala podamos honrar su ausencia, analizando la realidad desde la buena fe que nos anima y la búsqueda obstinada de una verdad que exprese los intereses del pueblo y no de los poderosos.
Es el digno mandato que dejan periodistas como él.
Ayer, los diarios del monopolio mediático fueron nuevamente un virtual y descarado “parte de guerra” contra el gobierno nacional.
Las editoriales destilaron como nunca el odio revanchista contra el proyecto político gobernante.
Clarín y La Nación, actúan así de ordenadores ideológicos y políticos de una oposición partidaria y legislativa carente de ideas y alternativas superadoras.
Las hojas del calendario preanuncian el montaje de un escenario institucional que nos acompañará hasta la próxima renovación presidencial y parlamentaria, en el 2011.
Lejos de suponer un avance cualitativo para la vida democrática, como lo prometían y alentaban desde los medios, la nueva composición en el Congreso amenaza con instalar un poder de fuego opositor exclusivamente dedicado a atentar contra la marcha de la economía y la estabilidad política y social de los argentinos.
Que se hagan cargo de una vez.
Que expliquen a la sociedad qué oscuros intereses hay detrás del 15 o 20 % que harán pagar al Estado si no se aprueba el Fondo del Bicentenario.
Aprobando ese Fondo, como creemos se aprobará, el país hará uso del dinero que tiene guardado en el colchón y por tanto no pagará un centavo de interés a nadie.
Pero si sucediera lo contrario, como pretenden los opositores, y finalmente no se aprueba, deberán explicar en qué bolsillos quedará ese 15 o 20 % de interés que el país deberá pagar por el endeudamiento.
Algo huele a podrido.
Que expliquen porqué están parasitando al gobierno a través de la figura de Julio Cleto Cobos, secuestrando literalmente un espacio constitucional que le pertenece al proyecto político que gobierna el país.
No hacen política opositora desde espacios sociales e institucionales que hayan ganado con el sudor y el voto propio. Por eso decimos que Cobos parasita al Ejecutivo.
La Constitución nacional previó sabiamente que en caso de empate parlamentario en el Senado, el Poder Ejecutivo a través de su representante, el vicepresidente, laude a favor del gobierno. No le brinda opciones de tipo personal o de conciencia, sino le otorga un derecho extraordinario para que cumpla con su deber, es decir, defender al gobierno que representa.
Cuando el vínculo político se rompe, quien ocupe ese lugar deberá sacar un boleto para pasear o volver a su casa.
¿Se imaginan al compañero de fórmula del ex presidente Raúl Alfonsín, Víctor Martínez, votándole en contra en el Senado y liderando la oposición al radicalismo gobernante entonces? ¿Se imaginan cuál hubiese sido la actitud de don Raúl?
Cobos esta vez cruzó la raya permitida por la honra democrática.
Lo peor es que arrastró a la deshonra al conjunto del centenario partido radical.
Y de este modo, arrastró a toda la oposición alineada del centro a la derecha.
Por eso el enojo de Carrió. Porque sabe que la moral republicana ha sido violada impúdicamente por la oposición a la que ella pertenece y no por el gobierno al que demonizan tanto.
Con la última cena que compartieron opíparamente en San Nicolás, los radicales lavaron con agua bendita los pies de Judas. Que se hagan cargo ahora.
Podrán pretender ganar una votación parlamentaria. Ya no, el respeto a una autoridad moral a la que prendieron fuego en la parrilla del comité.
Así comienza la semana, parasitosis cobista mediante y con un Reutemann que a falta de ideas, sólo sabe decir enfermizamente, “culo”.
¡Qué nivel!


Jorge Giles. 15 de febrero de 2010

domingo, 14 de febrero de 2010

El fallido casting de candidatos del grupo Clarín

PANORAMA POLÍTICO

El gran compositor Gustav Mahler, nacido en Bohemia en 1860, decía que “componer una sinfonía es construir un mundo con todos los medios posibles”.
A él se le adjudica la idea de que una partitura puede ser perfecta, pero siempre le faltará lo más importante, la música.
Es una manera armónica de intentar entender la naturaleza de la oposición política en la Argentina.
Así, siendo amables e indulgentes, podríamos decir que los dirigentes opositores cultivan y expresan el arte de vanagloriarse de las más perfectas partituras, pero siempre que les tocó entrar a escena, con responsabilidades de gobierno, la música no apareció. Jamás.
Y del papelón se pasó a la tragedia y de ahí al dolor colectivo de un pueblo.
La oposición de hoy, antes fue gobierno. No bajaron del limbo; vienen unos y otros de ser los principales responsables del estallido del 19 y 20 de diciembre de 2001, pasando por la destrucción del trabajo y la producción nacional, la caída vertical del consumo interno, la degradación de la política y las instituciones democráticas.
Sin embargo, reaparecen en escena para dictar cátedras de lo que ellos no supieron hacer cuando gobernaron. Debaten y denuncian ante sus amigos del partido judicial sobre las reservas, la ley de medios, el trabajo, sin ruborizarse.
Se olvidan de un detalle: si hoy se debate el uso de las reservas monetarias, es porque hay reservas.
¿Porqué no era ese el debate en los años noventa con el menemismo y luego con la Alianza radical? Simplemente, porque no existían estas reservas de hoy.
De igual modo, si hoy se debate sobre la calidad institucional del Programa Argentina Trabaja, es porque hay una política del gobierno nacional que defiende, estimula y produce trabajo.
Hasta el 2003 la discusión y la lucha eran por ganar la calle para lograr un plan social con el que subsistir. El desempleo se había instalado como un mal irremediable con el que había que convivir. El desempleado empezó a consolidarse como una nueva categoría social irreductible a la que sólo había que asistir socialmente para mitigar su situación. Los movimientos que se formaron teniendo como núcleo fundante y organizador a los desempleados, cortaban las calles para no caerse de la vida.
El Estado no estimulaba precisamente el trabajo, sino antes bien lo contrario.
El capitalismo salvaje del neoliberalismo, no precisaba de la reproducción del capital productivo para poder funcionar. Les bastaba con reproducir capital financiero, moneda por moneda.
Hasta que todo estalló. De allí venimos.
Y si bien el modelo actual es pasible de ser criticado por sus imperfecciones y demoras burocráticas, fallas heredadas del viejo Estado, sería necio negar que su naturaleza está en las antípodas del neoliberalismo depredador.
El paradigma neoliberal fue reemplazado por el paradigma del trabajo y la producción. Los conflictos sociales dejaron de ser los enemigos de la gobernabilidad como se los concibió, los muertos de Plaza de Mayo, Pocho Lepratti, Kosteki y Santillán mediante, para empezar a ser asumidos y encauzados por el gobierno, como lo fueron desde la asunción de Néstor Kirchner hasta hoy. Con inclusión y sin represión.
En este marco se suceden los hechos del presente.
Un Estado que se reconstruye es un Estado que incluye socialmente pero sin debilitarse a si mismo.
Es la gigantesca tarea que corresponde a esta etapa: reconstruir y fortalecer un Estado Social, como lo llama Robert Castel, dotándolo de programas y herramientas aptas para tal fin.
No habrá causa noble que pueda justificar el reemplazo del Estado por una fuerza política. Ambos espacios deberán crecer, articuladamente, pero sin descuidar que el trabajo como gran ordenador social, sólo puede ser garantizado desde el Estado.
Lo que a veces aparece como contradicción, en verdad esconde una mentalidad clientelar que no logra entender el cambio de época que vivimos. Se actúa con el piñón fijo en la etapa anterior a los Kirchner, como una actitud refleja que no contempla la nueva situación histórica.
Bueno sería entender que las falencias que pudiera haber, son propias de un momento irrepetible de transformación estructural de la Argentina.
Y entender que un gobierno nacido del voto y de las convicciones de un proyecto nacional y popular, se enfrenta a enemigos muy poderosos que no dudan en aprovecharse de cualquier contradicción en el seno del pueblo para desmontar una por una las políticas iniciadas en el 2003.
La discusión sobre el Fondo del Bicentenario deschava a una oposición, que más allá de cualquier consideración política partidaria, demuestra que sigue dispuesta a sacrificar el ahorro de los argentinos, pagando el 15 % de interés en deuda pública, antes que usar las reservas que posibilitó precisamente este gobierno.
Hasta en la partitura fallan.
El momento para avanzar es inmejorable toda vez que la vanguardia opositora, el monopolio Clarín, desespera por encontrar la princesa o el “ceniciento” a quien calzar los zapatitos de oro y sigue sin encontrarlo.
Concientes que Duhalde no levanta altura, lo trajeron a la pista nuevamente a Reutemann al que rápidamente salieron a apoyar Cavallo, De Narváez y Solá.
En su obscena mediocridad, y a falta de alternativas inteligentes, el ex piloto recurre a la grosería altisonante para ganar titulares en los medios.
En esa desesperación, terminaron por precipitar a la UCR a cometer impúdicamente un cuasi golpe de estado. Se acaban de “robar” al Vicepresidente de este gobierno, de esta fórmula que preside Cristina Fernández, para que vote en el Senado contra “su” gobierno, en cualquier ocasión que sea.
Cobos debería renunciar ya no por la patria, sino por el honor sus hijos.
Los radicales están parasitando un proceso político que no les pertenece. Así con el uso de las reservas, así con las instituciones.
Hay que componer una nueva sinfonía de los argentinos, con todos quienes estén dispuestos a construir un país mejor que el que nos dejaron los neoliberales que gobernaron este país.
Y hoy la van de opositores.


Jorge Giles. Miradas al Sur 14 de febrero de 2010

EL DÍA QUE ME QUIERAS


En una pared de barrio, escrito está:
Que mi alma no descanse, si de amar se trata.
Y claro, San Valentín viene en alza de popularidad desde hace unos años por estas comarcas y uno se pregunta entonces ¿Porqué no sumarse al festejo y beso va, beso viene, proponer un barrio mejor, una ciudad más libre, un país más justo donde reine el amor y la amistad? ¿Porqué no?
Por eso hoy no vamos a decir que Cleto Cobos acaba de consumar con los radicales del partido un cuasi golpe de estado contra el gobierno al que pertenece y que sólo podría salvar su honor en el último minuto de mañana si presenta la renuncia indeclinable.
Tampoco vamos a decir que el casco de piloto que utilizaba Reutemann abrigaba más ideas de las que él demuestra con sus palabrotas; como si diciendo “culo” estuviera pagando peaje para salir en Clarín.
No vamos a nombrar ni a Duhalde ni a Carrió ni a De Narváez ni a Macri para no provocar a los diablos del Apocalipsis en un día como éste.
Nos conviene doblar en la esquina, refugiarnos en la plaza y regalarnos la maravilla de un poema y una canción junto a la rosa del florista más humilde.
¡Cómo no empezar con Gardel!
“El día que me quieras, las flores que engalanan, se vestirán de fiesta con su mejor color y al viento las campanas, dirán que ya eres mía y locas las fontanas se contarán su amor”
Y seguir con Serrat.
“No hago otra cosa que pensar en ti, por halagarte y para que se sepa, tomé papel y lápiz y esparcí, las prendas de tu amor sobre la mesa, buscaba una canción y me perdí en un montón de palabras gastadas, no hago otra cosa que pensar en ti y no se me ocurre nada”
Venimos de un zarandeo artero por parte del monopolio Clarín y compañía que es preciso preguntarse si esos tipos que aparecen por la tele, siempre con cara avinagrada ¿sabrán qué cosa es el amor? ¿Habrán amado alguna vez en su amarga vida?
Porque hay que tener el corazón de lata para estar todos los días disparando pálida tras pálida.
Con tanta mala onda seguro se encomiendan arrodillados en sal gruesa al “Santo Biasatti”.
Es el día de los enamorados, del amor y la amistad y aguante San Valentín.
Ayúdenos a derramar agua bendita y buena onda ante el desánimo que nos tiran.
Los más veteranos vienen de otro Santo enamoradizo, San Antonio.
Ese pareciera más compinche a la hora de pedir por un encuentro de amor.
Cómo no canturrear aquellos finos versos dedicados a la “muchachita, muchachita la peineta, ponete al pelo, vamos pa’ misa; el pañuelo colorado no te pongas por que en la iglesia se escandalizan. Un paseo después por la plaza, para dar la vuelta al perro a ver qué pasa, una que otra mirada va, mirada viene, mirada va. Por eso te aconsejo que vayas a misa, todos los domingos, todos los domingos. Pedile a San Antonio que te mande un novio, todos los domingos, todos los domingos”
El nuestro es un país de amor. Hay pruebas de ello y harán historia.
Cuando ya no estemos y los antropólogos y eternautas del año 3000 busquen las huellas de lo que fuimos, el amor de Evita, de Rodolfo Walsh y Paco Urondo seguirá presente, el de las Madres y Abuelas, el de los Hijos que no olvidan ni perdonan pero no claman venganza sino justicia.
Es ese amor el que nos construye.
Sabrán entonces que desde las catacumbas de los genocidas, los prisioneros no lanzaban lenguas de fuego, sino poemas de Neruda o de Benedetti:
“Uno no siempre hace lo que quiere, pero tiene el derecho de no hacer lo que no quiere. Llorá nomás botija, son macanas que los hombres no lloran, aquí lloramos todos…porque es mejor llorar que traicionar, porque es mejor llorar que traicionarse…llorá, pero no olvides”
Repartamos poemas este día, que es una forma de amar.
Miguel Hernández diciendo “para la libertad, sangro, lucho y pervivo”; su compadre Federico García Lorca contando “Y yo que me la llevé al río creyendo que era mozuela, pero tenía marido” y Atahualpa cantando “me acusas de no quererte, no digas eso, tal vez no comprendas nunca, viday, porqué me alejo”
Feliz Día, al que le quepa el sayo


Jorge Giles. El Argentino 14 de febrero de 2010

viernes, 12 de febrero de 2010

LOS POBRES SIEMPRE SON SOLIDARIOS

Todos nos estremecimos al ver la imagen capturada por una cámara de seguridad, en la que un joven se arroja sobre las vías para salvar a quien había quedado atascado arriba de su camioneta.

Fue la solidaridad en su más humana y concreta expresión.

El humilde trabajador que no duda a la hora en que el destino lo llama para salvar al prójimo.

Ahí está la conducta social que todos deberíamos aprender.

Mucho más quienes viven rapiñando y mintiendo y sin poner ni un poquitito así de esperanza para seguir avanzando.

Sobre ese concepto de solidaridad se edifica el Programa Argentina Trabaja.

La ministra Alicia Kirchner hizo ayer un claro y contundente llamado a defender entre todos, la recuperación del trabajo, la transparencia y la solidaridad popular.

Cuando esto no ocurre, dijo, simplemente hay que denunciarlo.

Se dice que la antípoda es el punto diametralmente opuesto al que nos encontramos.

Veamos algunas antípodas de aquel hecho solidario.

1. La empresa Techint está en las antípodas de lo patriótico, de lo nacional, de lo soberano, al intentar embarcar tubos sin costura rumbo a las Islas Malvinas, concertando económicamente con una empresa inglesa que intenta perforar nuestros mares soberanos en busca de petróleo legítimamente argentino.

Es grave la noticia. Pero desnuda la Argentina que tenemos.

Una empresa que intenta colaborar con quienes buscan saquear impunemente nuestros recursos, en un lugar de la Argentina llamado Islas Malvinas.

Y un Gobierno que rápidamente actúa impidiendo la maniobra y condenando el episodio a nivel mundial.

El canciller Taiana dispuso todas las medidas pertinentes para rechazar la manifiesta actitud hostil del Reino Unido, condenando “la realización de todos los actos unilaterales británicos a través de los cuales ese país ha pretendido explorar o explotar recursos naturales ubicados en el territorio nacional en el área sujeta a la disputa de soberanía”, reza el comunicado oficial.

No se quedó allí. Convocó de inmediato a la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, para coordinar acciones diplomáticas y legales contra esta nueva afrenta a nuestra soberanía.

Vale destacar la inmediata reacción de los diputados del Frente para la Victoria, Hector Recalde, Omar Plaini y Octavio Arguello, presentando ante el Parlamento nacional un proyecto de Resolución en el que reclaman al gobierno que sancione al grupo Techint por ser colaboracionista de los usurpadores.

Respaldaron al Canciller Taiana y resaltaron la importancia de “defender y reafirmar todos nuestros derechos de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que forman parte integrante del territorio nacional”

Es claramente una actitud soberana, que se ubica en las antípodas de los que apuestan al olvido, es decir, a la desmalvinización de las políticas de Estado.

2. La noticia difundida ayer por la Bolsa de Cereales, afirmando que este año la cosecha de maíz alcanzará los 19 millones de toneladas, un millón más de lo previsto, está en las antípodas de los que pronosticaban que en el 2010 la Argentina tendría necesidad de importar carne, leche, trigo y maíz. ¿Se acuerdan, no?

Resulta que hay excedente para consumir y para exportar. En todos los rubros mencionados.

En pleno conflicto campero, De Angeli sostuvo que “para hacer rentable la ganadería hay que abrir las exportaciones y lo que no se come en el país, se exporta, y el que quiere comer lomo que pague 80 pesos el kilo”

“El pez por la boca, muere”.

Le cuento. En el 2009, el año donde Carrió, Reutemann, Cobos, Duhalde, De Narváez, Macri, la Mesa de enlace que tanto extraña Eduardo Buzzi, decían a coro que la Argentina se hundiría irremediablemente, se exportó un total de 419.000 toneladas de carne por un valor de 1.652 millones de dólares; estas cifras representaron un 57 % más en volumen y 11% más en divisas comparado con números de 2008.

Que no nos mientan más.

Y que aflojen con el precio de la carne que ya ganaron bastante.


Jorge Giles. El Argentino, 12 de febrero de 2010.
http://www.elargentino.com/nota-77496-Los-pobres-siempre-son-solidarios.html

jueves, 11 de febrero de 2010

¿A MÍ ME LA VAS A CONTAR?

El Mordisquito que interpeló Discepolín con tanta gracia y pasión, el que siempre estaba en contra, el que bajoneaba el alma y la razón, el que decía que estaba “todo mal” y todo era “culpa del gobierno”, que si llueve porque llueve y si hay calor porque no se aguanta el sol, ese Mordisquito sigue entre nosotros.

Es el santo mayor del “operativo desánimo”.

A él le pertenecen la letra y la melodía del falso fastidio colectivo que nos quieren vender desde los grandes medios.

Lo acunan varios ricos y famosos.

Blasfema desde el regazo de la señora de los almuerzos, el atildado doctor comentarista que trafica moralina a un buen precio y los programas de TN y el grupo Clarín.

El tema preferido es ahora, la suba del precio de la carne.

Un despropósito total de quienes se siguen enriqueciendo a costas de la mesa familiar y que en lugar de favorecer el consumo de la población, prefieren exportar para ganar un poco más.

Merecen la rechifla popular generalizada.

Que se burlen ahora del chancho y del pollo los que hablan y hablan sin proponer nada mejor a cambio.

Algunos dicen que no habría que comprar carne por unos días, para ejercer de veras y desde el pie, el poder regulatorio de los que consumen y lo seguirán haciendo por derecho propio.

Ese reclamo es justo.

Pero están los desmemoriados, los que votaron adentro y afuera del recinto parlamentario contra la Resolución 125, los que se enamoraron perdidamente del Cleto Cobos luego de su voto no positivo, los que escribían cartas de amor a los patrones rurales de la Mesa de enlace, esos, no tienen derecho al pataleo, sino antes bien, deberían rendir cuentas de lo que provocaron hace un año y medio atrás con el conflicto del mal llamado “campo”.

Son los que olvidan fácil y hoy se quejan:

“Así no se puede seguir” “¿Y el gobierno, no hace nada?”

“¿A mí me la vas a contar?”, diría Discepolín.

Así hay que responderles y estamparles, cordialmente, que son ellos, los patrones de la Mesa de enlace, los que provocan esta corrida vacuna.

Junto a las explicaciones que dieron la Presidenta y sus funcionarios, vale recordar en estos días, que cuando el Gobierno promovió la Resolución 125 en el 2008, advertía que era para que el Estado redistribuyera el ingreso entre los argentinos; pero además porque había que cuidar la mesa familiar, evitando que el país se transforme en un país de monocultivo sojero.

¿Te acordás Mordisquito?

¿Te acordás cuando decíamos que si no se apoyaba esa Resolución, la soja desplazaría rápidamente el terreno necesario para la diversidad del agro y para el ganado y aumentarían los precios?

Andá sabiendo: se agregaron 13 millones de hectáreas de la mejor tierra de la pampa húmeda, antes dedicadas al ganado y al trigo y al maíz y a otros productos agropecuarios, para cultivar soja.

¿Y las vacas? Las llevaron para el norte. Y les agarró la seca. Pero ahora, tras las lluvias, las retienen para que engorden. Y todo sale más caro en enero como febrero.

¿Te acordás cuando ese De Angeli, tan admirado por vos, batió la justa y confesó que el lomo debería pagarse 80 pesos el kilo y que lo compre el que pueda y el que no, se joda?

Tendrías que preguntarle a él por lo que viene pasando con la carne.

Memoria, Mordisquito. Memoria.

Y que país generoso que tenemos.

Porque aun así, alcanzamos récords de consumo por habitante por año, llegando a los 75 kilos el año pasado.

¿Sabes porqué? Porque hay más empleo, porque hay más producción industrial, porque hay más protección social.

Porque hay un modelo de desarrollo que avanza pese a los Mordisquitos del pesimismo.

Ese modelo es el que ayer se hizo cargo de las deudas de los pequeños y medianos productores bonaerenses; el que hará que tengamos una cosecha record de trigo y maíz este año y que las carnicerías, vuelvan a estar repletas.

“¡Ay, Mordisquito, que desmemoriado te vuelve el amor propio!”, decía Discépolo en su último programa.

Volvé Discepolín, que se te extraña.



Jorge Giles. El Argentino. 11 de febrero de 2010.
http://www.elargentino.com/nota-77279-A-mi-me-la-vas-a-contar.html

miércoles, 10 de febrero de 2010

LA VIDA CONTINÚA

Cuando Néstor Kirchner regrese nuevamente a la residencia presidencial de Olivos, notará con agrado, seguramente, que todos los datos de la realidad indican que el modelo de país que él inaugurara en el 2003 y que hoy preside su esposa, Cristina Fernández, sigue su curso normal.

Pasó el susto y volvió el calor a la espera de otra lluvia.

Es decir, la vida continúa.

*La Presidenta anunció que el último aumento para jubilados y pensionados hizo trepar el mínimo a los 895 $, significando un 500 % de aumento desde el 2003 a la fecha;

*el desempleo siguió cayendo y se acerca al 8 %;

*la industria del calzado prevé una producción récord de más de 100 millones de pares; *la UIA informó que “la industria creció un 13,1 % en diciembre pasado en todos los niveles de actividad” y que “se espera para los próximos meses continuar con la reactivación de la industria en general”;

*el ministro Carlos Tomada anunció que “la recuperación del empleo llegó para quedarse, en virtud de un gobierno que hace de la defensa del empleo su principal objetivo”;

*la Presidenta recordó que se sigue pagando de manera sostenida y creciente, la Asignación Universal por Hijo, que el salario mínimo, vital y móvil es el más alto de Latinoamérica y que el empleo registrado es el más alto desde 1974.

Con esos datos y mientras la tarde caía sobre una Buenos Aires empapada de calor, visitamos a los amigos y amigas de un Centro de Jubilados para comentar con ellos las últimas novedades sobre el haber mínimo.

Queríamos saber qué opinión les merecía el anuncio presidencial.

Estaban felices; se chocaban con gestos y palabras al repasar el anuncio de la Presidenta.

Reían como pibes en un recreo de escuela ante el expresivo comentario de uno de ellos: “y… ¡tenía que ser de derecha la carótida que jodió a Néstor!”

Cuando preguntamos qué opinaban sobre aquello que salieron a decir los opositores de siempre, que no había tal aumento a los jubilados, que esto no alcanza, que bla-bla-bla, uno de ellos respondió con gracia y talante: “¿sabe lo que pasa con la oposición? Que no le perdonan a los Kirchner que hayan zamarreado los árboles”

Intrigado, pedí que me aclarase un poco ya que no entendía el mensaje, por decirlo de algún modo.

Y el jubilado descifró su metáfora: “fácil, sacudieron tanto que todos los gorilas empezaron a bajar y ahora andan sueltos y hablando”

Una sonora carcajada le puso la rúbrica a un chiste elegante que parecía tener hinchada propia en el local.

Salimos enamorados del sueño de una de las jubiladas:

Que un día de estos la Presidenta convoque a todos los argentinos, piensen como piensen, a una gran Feria Nacional y Popular en Plaza de Mayo.

Así como los caudillos federales ataron sus caballos a la pirámide de Mayo para hacerse oír, sería bueno montar una Feria que dure un par de días y en las que se exhiban todos los logros de estos años, en distintos paneles.

Aquí el trabajo, allá la salud, más aquí la educación y el desarrollo social, allá los productos de la industria nacional, al lado los del agro, las cooperativas de trabajo con sus labores, los artesanos, los escritores y los poetas, los camioneros, los científicos que volvieron al país, los jubilados, los maestros y los periodistas, la gente del cine nacional y el teatro, la juventud…una romería de sueños cumplidos después de la tormenta del neoliberalismo.

Y que hablen todos.

Los ministros, los secretarios, los que volvieron al trabajo y a la escuela, los que salieron de la indigencia y la pobreza, que actúen los artistas populares, los titiriteros, los de la murga del barrio…

Y si, después de ver y de palpar y de oler y de gustar y de escuchar todo lo que el país se construyó a sí mismo en estos años, alguien suelta un suspiro de fastidio y ese falaz comentario de “así no se puede vivir”, que quede en el orsay más absoluto, solito su alma, ladrándole a la luna.

“La única verdad es la realidad”, tendría que llamarse la pueblada de trabajo, cultura y producción.

Y transmitida por la radio y la televisión pública.

Obvio.

Jorge Giles. El Argentino 10 de febrero de 2010.
http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=77168

martes, 9 de febrero de 2010

Un pingüino, dos pingüinos, muchos pingüinos


Desde la noche del domingo, nos acercamos una y otra vez a la puerta de la clínica donde está internado Néstor Kirchner.

Para saber algo más sobre su salud, pero también para adentrarnos, hasta donde nos sea posible y permitido, en el sentimiento colectivo que allí se manifiesta con los ciudadanos de a pie que pasan y pasan dejando sus oraciones, sus carteles, sus recuerdos.

Todo sirve para el “fuerza Néstor” que se repite en las paredes más cercanas a la puerta de entrada.

La organización barrial “Tupac Amaru” hace guardia con sus pancartas llenas del Che y Evita. Los pibes de La Cámpora. Descamisados. Sindicatos, varios. Camioneros. La Corriente Nacional y Popular. El Movimiento Evita. El Frente Transversal. El Frente Grande. El Frente Tierra y Vivienda. El Partido Justicialista. Agrupaciones peronistas. El socialismo de Jorge Rivas. Movimientos religiosos.

Hacen la guardia de honor entre mates y esperanzas.

“Mira esa pintada” me dice alguien, y en una obra en construcción leo “Tiemblen gorilas, hay Kirchner para rato”

Hay una calma tensa, pero tranquila.

La congoja duró hasta saber que todo había salido bien.

Entonces fue el abrazo prolongado. Y el llanto contenido trocó en sonrisas. Y echó a rodar.

Emocionante fue ver al cartonero de una cooperativa de trabajo estacionando su carro sobre la vereda y sacando no se de dónde, un fibrón con el que escribió sobre un blanco cartón: “No te mueras nunca Néstor”

Algunos pibes le pedían que deje el cartón sobre las paredes de la clínica.

Y el cartonero les respondió “me lo llevo en el carro para que lo vean todos”

Y emocionado, y emocionando a todos, siguió con su tarea.

Con la presencia de la militancia, de los vecinos solidarios, de los ministros del gabinete, de la Presidenta y sus hijos, se podría decir que allí estaban los que tenían que estar.

¿Pero no hubiese sido ejemplar para la república que tanto dicen valorar que también estuviesen presentes los opositores?

¿No se presentan a menudo como los cultores de la “no crispación” y los buenos modales para enfrentar la presunta “crispación” del modelo oficial?

¿No saben respetar siquiera una terapia intensiva y siguen injuriando como se hizo ayer?

En contraposición, recordamos a Cristina visitando al ex presidente Alfonsín en sus horas más difíciles.

Estas horas ayudan, si nos proponemos, a desentrañar una buena parte de lo que nos viene pasando a los argentinos.

No todo se explica desde el análisis político racional.

Es en estas horas de preocupación por la salud de Kirchner, que titilan en la oscuridad las luces que trasuntan o la bondad o el odio.

Alcanza con entrar a los portales de los diarios en su versión digital para leerlos.

Con revisar el correo electrónico.

Con escuchar por radio los mensajes cargados de una maldad irreproducible.

Lo denunció Víctor Hugo Morales en su programa de ayer, tratando de abjurar y alejarse sabiamente de semejante calaña.

Es el odio que hace daño, que lastima, que injuria, que ofende, que miente y miente tratando que algo quede en nuestro inconciente colectivo.

Es el odio que alguna vez pintó “viva el cáncer” y “viva la muerte”

Es el odio que destruye lo que los demás construyen.

Viene de muy lejos ese odio.

Generó violencia y muerte en los 200 años de historia que tenemos.

Y si no incendió el país definitivamente, fue porque del lado del pueblo nunca se les respondió con otro odio igual.

Así deberá seguir siendo. Aunque se deje jirones de vida en el camino.

Aunque se pierda una partida o dos.

Es el ejemplo que pedía Néstor Kirchner en la tribuna: “poner la otra mejilla”.

Es el de las Madres y las Abuelas que nunca odiaron sino exigieron memoria, verdad y justicia.

Nunca nos pareceremos a ellos, a los que sólo saben odiar.

El torturado nunca se parecerá a su verdugo. Será superior con su amor a prueba de humanidad. Y seguirá creciendo.

Y multiplicando panes.

O si se prefiere en estos días, multiplicando pingüinos para vivir más libres.



Jorge Giles, El Argentino. 9 de febrero de 2010.
http://www.elargentino.com/nota-76983-Un-ping%C3%BCino-dos-ping%C3%BCinos-muchos-ping%C3%BCinos.html

lunes, 8 de febrero de 2010

SIEMPRE QUE LLOVIÓ, PARÓ

Eran las seis de la tarde aproximadamente cuando se supo la noticia de la internación e intervención quirúrgica de urgencia de Néstor Kirchner.
El país, literalmente, se paró.
Es mucho lo que este país cambió desde la asunción de Kirchner a la presidencia.
Es mucho el amor y gratitud que generó entre los más humildes y en consecuencia, es mucho el odio que desató en los sectores del privilegio.
Nada será igual de aquí en más. Todos lo saben, lo admitan o no.
Por eso mismo, la salud de Kirchner es y será siempre una preocupación para millones de argentinos.
Más allá de las fronteras, el mundo es un tembladeral en el más ancho sentido de la palabra.
El cambio climático y el calentamiento global, hacen lo suyo.
La crisis política financiera mundial, hacen lo propio.
Caen rayos y culebras por doquier.
España, Grecia, Inglaterra, el propio EE.UU. no dejan de sufrir las inclemencias del mal tiempo en sus bolsillos. En sus cuentas. En sus economías nacionales.
Y en aquellos países donde el temporal pareció amainar, les ha quedado un terreno tan resbaladizo y enlodado que cualquier paso que den es una advertencia de peligro ante otro próximo derrumbe.
La maldición del neoliberalismo no abandona así nomás el campo de disputa.
Ha cubierto con sal todas las hierbas frescas. Y así se hace difícil y hasta imposible el rebrote.
Miremos a la vieja Europa.
El empleo se cae sin encontrar otro fondo que no sea el mismísimo Fondo Monetario Internacional que reaparece con sus viejos harapos a desempolvar las mismas recetas que causaron el tsunami económico mundial.
“Hay que descontarles el sueldo a los trabajadores y bajar los haberes de los jubilados.
Hay que privatizar lo que quede en pie.
Hay que poner como meta el déficit cero y cero en gasto público, es decir en inversión social. Cero en educación, en salud, en producción, en caminos, en fuentes de trabajo”.
Cero a la izquierda para los que menos tienen.
Muchos ceros a la derecha para los que están de ese lado.
Advertimos a los lectores incautos y desinformados que esta no es una prosa malintencionada, sino apenas un refrito del último consejo fondomonetarista a los países en crisis. Escrito está.
Ellos están ahí. Y están aquí. Al acecho. Como los buitres. Empujando hacia el barranco todo proyecto de país que se precie soberano.
No buscan salir hacia adelante sino volver hacia atrás. Siempre hacia atrás con nuestros peores males.
“Miradas al sur” publicó la lista completa de los compradores de dólares con la que había amenazado Redrado a través de un reportaje a uno de sus sponsors mediático, el diario Clarín.
En esa lista, donde figuran muchos de los castos y santurrones que lapidaron a Néstor Kirchner por la compra de dólares para invertir en el país, están los nombres de Francisco De Narváez, Mauricio Macri, Grupo Clarín S.A., (Ernestina Herrera de Noble), Nelson Castro, Gustavo Grobocopatel, Marcelo Tinelli, Alejandro Gravier, Carlos Blaquier, Julio Saguier (diario La Nación), Ricardo Kirchsbaum (Clarín), Carlos Melconian (ex asesor de Menem), Luís Pérez Companc, Techint, Santiago Soldatti, Merril Lynch Argentina, José Aranda (Clarín), Torneos y Competencias, Cablevisión, Multicanal, José Benegas Lynch, Cargill, Loma Negra, Rodríguez Larreta Jorge E.
La nota afirma que sólo “el Grupo Clarín, a través de diversas personas físicas y jurídicas, utilizó durante los dos últimos años más de 500 millones de pesos para adquirir dólares, la mayor parte de los cuales están hoy en el exterior”
La lista es muy larga, pero para muestra valió el botón.
Se hace cierto nomás que los opositores del poder económico y mediático, se niegan a aprobar el Fondo del Bicentenario y se niegan a debatir el porqué y el para qué de las reservas, no por un afán chauvinista, sino por afano nomás.
Afuera y adentro puede llover todo lo que quiera.
El modelo de desarrollo inclusivo que hoy gobierna la Argentina, nos tiene a cubierto de las tempestades. Comprobado está.
Además y como dice el refrán, “siempre que llovió, paró”


Jorge Giles. El Argentino, 8 de febrero de 2010.

domingo, 7 de febrero de 2010

El papelón de Redrado y Clarín y la fortaleza del modelo

Al final de una escaramuza política, como la vivida durante enero, es preciso otear el horizonte para comprobar si todo está en su lugar o hay pérdidas irreparables que lamentar.
La salud del modelo nacional y popular es el punto de referencia principal a considerar en este análisis. Empecemos.
¿La democracia? Demostró su plena fortaleza en medio de un ataque opositor que en otras circunstancias históricas hubiese ocasionado la ruptura del orden institucional.
¿La economía? Demostró su consistencia en todos los registros que dan cuenta del constante crecimiento económico.
¿El gobierno? Demostró su firmeza al mando del timón de la nave del estado zarandeada por los poderosos intereses representados por el monopolio Clarín y sus expresiones partidarias de derecha y una progresía que le es tristemente funcional.
¿Y el pueblo? Viviendo su propia realidad, con mayor consumo interno, batiendo todos los récords en turismo y energía eléctrica, cobrando la Asignación Universal por Hijo, ajeno por completo al alzamiento opositor.
El motín de Martín Redrado en el Banco Central, con el acompañamiento activo del arco opositor, político y mediático, puso al desnudo la fortaleza y las debilidades del modelo gobernante.
La rancia gestión de Redrado al frente de la entidad monetaria y su grotesco final, explican la debilidad de origen de un proceso político que aun así, sabe reconstituirse ante cada adversidad.
La representatividad y capacidad de maniobra que hoy dispone el gobierno y el proyecto político que lo sostiene, se fue construyendo desde el primer día del gobierno de Néstor Kirchner. No le viene dado de antes ni le fue concedido desde afuera.
Así, en algunas áreas críticas, el gobierno apeló a su capacidad de audacia y flexibilidad cada vez que tuvo que dar diez pasos adelante; aunque para darlos tuviera que retroceder con alguna que otra designación no deseada.
Nos interesa en estas líneas abordar las consecuencias de la batahola desatada en enero por una oposición carente de proyectos alternativos y que, quizás por eso mismo, disimula sus carencias en la rapiña y en el efectismo mediático como única forma de hacer política.
Todos actúan igual. Basta una iniciativa de la Presidenta para que salgan al cruce a oponerse rabiosamente apelando a los tribunales antes que al debate de ideas y al Clarín y sus repetidoras antes que a cualquier otra instancia donde se edifica la política y la democracia.
Esta vez pensaron seriamente que podrían avanzar sobre posiciones del gobierno que creyeron debilitadas a partir del motín en el Central, y por que el monopolio mediático los alentó a volverse raudamente de las vacaciones para el asalto final desde el Congreso que sería convocado ni bien la Presidenta haya elevado vuelo hacia China.
Midieron mal las relaciones de fuerza y volvieron a confundir deseos con realidad.
En el barullo estridente, no previeron la audacia presidencial de suspender el viaje para desbaratar la operación destituyente que pretendía mostrar una suerte de poder dual en la gobernabilidad del sistema democrático.
Ese retroceso opositor, signado por la variedad de manotazos al aire sin consecuencia sobre la economía y la institucionalidad republicana, brindó un escenario inmejorable para que el gobierno cerrara la coyuntura avanzando aún más con sus propias líneas.
El nombramiento de Mercedes Marcó del Pont es eso, la expresión corporal de la profundización del modelo de desarrollo con matriz diversificada e inclusión social.
No estamos igual que el 7 de enero, fecha en la que se anunció el decreto de remoción de Redrado. El proyecto nacional, popular y transformador está hoy varios cuerpos adelante. No tanto porque el barullo ha sido desbaratado y Redrado está en su casa, sino porque al frente del Banco Central la Presidenta designó alguien identificada con la defensa irrestricta del modelo en curso, porque les salió el tiro por la culata y ahora es Clarín el que debe dar explicaciones sobre el lavado de dinero y porque se abrió un debate social que cuestiona a fondo el lastre neoliberal que arrastraba el proceso político. Ejemplo: el uso o no de reservas para el desarrollo productivo.
De aquí en más todo dependerá de las condiciones, de la oportunidad, de la táctica y la estrategia. Como es siempre en política.
Asimismo, quedaron con fractura expuesta los frágiles análisis de los escribas mayores de los grandes medios. La verdad se abre paso como puede. Y en ese terreno pierden.
Sería muy útil y pertinente trazar un tablero de análisis que vaya desde el 25 de Mayo de 2003 hasta nuestros días. Se podría advertir gráficamente, cómo el proyecto cultivó una dinámica que le es propia y que tiene un solo sentido, hacia adelante, hacia su permanente profundización. En lo político, en lo social y en lo económico.
Este episodio que estimuló titulares y profecías varias, es una muestra última de ello.
Habrá que sumar a ese tablero la profunda apelación histórica que realizara el pasado viernes la Presidenta durante un acto multitudinario en el Puente Avellaneda.
Dijo Cristina Fernández de Kirchner en esa oportunidad: "Son los humildes los que primero le ponen el hombro a la patria. Fue así desde el fondo de la historia, desde la Revolución de Mayo, desde el Ejercito Libertador, donde precisamente los soldados de San Martín provenían del pueblo, los que acompañaron a Belgrano en Jujuy en el éxodo, los que acompañaban a Güemes en las montoneras del Norte. Fuimos siempre en definitiva los hombres y mujeres comprometidos con una historia del país y esencialmente con su liberación y su independencia"
Claro, los eternos enemigos del pueblo, también vienen desde el fondo de la historia. Por eso no dudan en oponerse rabiosamente al Gobierno nacional, por sí mismo o por testaferros vestidos para la ocasión.
En esta concepción de la historia expresada por la Presidenta está la verdadera fortaleza y la trascendencia del modelo gobernante.


Jorge Giles. Miradas al Sur. 7 de febrero de 2010.